Champiñones rellenos fritos
Receta de: Carnes, Verduras y frutas
Plato: Plato caliente
Cocina: Moderna
Champiñones rellenos fritos
Media
31-40
€€
Champiñones rellenos fritos
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración
Cuando en casa a nadie les apetece comer verduras y me cuesta una batalla, si las cocino, que se las coman acudo a un truco que me dijo una amiga y que siempre funciona. Para estas ocasiones no pierdo tiempo en discutir sino que cocino unos ricos champiñones rellenos fritos y problema solucionado. Se lo comen sin rechistar y yo tan feliz. Os cuento como elaborarlo y problema solucionado. Lo primero que haremos será limpiar bien los champiñones y les quitaremos los troncos (con cuidado de no romper los conos) que servirán para la salsa. En una sartén, pondremos a calentar una cucharada de aceite y le añadiremos los dientes de ajo, dándoles un golpe. Agregaremos la carne salpimentada y vamos dorando y removiendo a fuego medio, añadiremos el vino y dejaremos reducir hasta que se haga, quedando suelta y despegada, reservaremos. Después, vamos haciendo la salsa. Calentaremos el vaso de agua en una cacerola pequeña y cuando empiece a hervir añadiremos la 1/2 pastilla de caldo y disolvemos, después de un par de minutos, apartaremos y reservaremos. A continuación, cortaremos la cebolla y los troncos de los champiñones en brunoise y saltearemos en una sartén con un poco de aceite, salpimentando. Seguidamente y después de unos minutos, apartaremos y trituraremos en un bol, añadiendo poco a poco el caldo para hacer la salsa al gusto, reservaremos. Rellenaremos los champiñones con la carne, apretando bien para que no se salga. Con un robot o molinillo, trituraremos los quicos (maíz tostado) y mezclaremos con el pan rallado al 50%. Pasaremos los champiñones rellenos por harina, huevo, la mezcla de pan rallado y el maíz tostado y reservaremos. Si veis que no os queda consistente, podéis volver a pasar por huevo y el pan rallado (a mí me basta con una sola vez). Si es mucha cantidad, lo podéis congelar para freír en otra ocasión, si no, freímos en aceite caliente. A la hora de emplatar, podemos poner una rodajita fina de tomate, un champiñón relleno frito encima y bañaremos con la salsa de champiñones. Os puede servir de tapa, de plato con una guarnición etc. El resultado es un plato exquisito de champiñones rellenos fritos. ¡Deliciosos!