Albóndigas al vino blanco
Receta de: Carnes
Plato: Segundo plato
Cocina: Tradicional
Albóndigas al vino blanco
Media
41-50
€€
Albóndigas al vino blanco
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración
Te presento la receta de albóndigas al vino blanco que siempre ha hecho las delicias de todos nosotros en mi casa. Las hacía mi abuela, luego mi madre y ahora yo porque realmente están buenísimas. Mientras en un bol ponemos la carne, el ajo picado, el huevo batido, salpimentamos, añadimos el perejil y espolvoreamos pan rallado y mezclamos todo hasta conseguir una masa consistente, vamos haciendo bolas y las pasamos por harina. En una cazuela baja a fuego vivo las vamos dorando y las reservamos. En ese mismo aceite ponemos el ajo picado, dejamos que coja color y añadimos la cebolla cortada en juliana, salpimentamos y dejamos que se vaya haciendo muy despacio a fuego lento. Mientras, cogemos los tomates y les quitamos la piel y las pepitas. A continuación pasamos a picarlo muy menudo y los añadimos a la cazuela con las cebollas. Cuando la cebolla esté bien pochada y el tomate hecho, echamos una cucharada colmada de harina de trigo para que espese, removemos y añadimos la copa de vino, añadimos las albóndigas que cuezan junto con el vino durante 10 minutos para que vaya soltando el alcohol, una vez reducido añadimos el caldo y dejamos cocer diez minutos más. Movemos de cuando en cuando, añadimos los guisantes, dejamos cocer otros cinco minutos más y ya podemos emplatar. Habitualmente mientras va cociendo las albóndigas al vino blanco, suelo hacer unas patatas fritas que me sirven de guarnición, aunque lo dejo al gusto de cada uno. Consejos: Cuando hagamos las bolas de albóndigas si nos humedecemos las manos no se nos pegará la carne, así como cuando las enharinemos debemos tener las manos secas a fin de que no se nos pegue la harina.