Albóndigas con guisantes
Receta de: Carnes
Plato: Segundo plato, Plato caliente, Plato único
Cocina: Tradicional
Albóndigas con guisantes
Fácil
20-30
Albóndigas con guisantes
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración
Las albóndigas con guisantes es un plato que, además de estar buenísimo, es muy práctico para comer en el trabajo. Por eso yo hago bastante cantidad, más de la que pongo en la receta, y congelo para tener de reserva. Espero que a ti también te sirva. Batimos los huevos en un bol grande y añadimos los ajos, el perejil, la pimienta negra y la sal. Lo mezclamos bien todo para que se mezclen los sabores y, una vez bien integrado, añadimos la carne picada. Con las manos podemos ayudar a mezclar bien todos los ingredientes, así es más fácil. Una vez conseguido, añadimos el pan rallado y volvemos a meter las manos hasta que quede una masa consistente y bien mezclada. Comprobamos si le falta o no sal, siempre a nuestro gusto y empezamos a hacer las bolitas con la masa, vamos, las albóndigas propiamente dicho. Preparamos una sartén con aceite de oliva en el fuego y metemos a freír las albóndigas sin que queden demasiado hechas. Las sacamos de la sartén a un bol y aprovechamos a freír en ese mismo aceite la cebolla y la zanahoria picadas hasta que pochen. Una vez hechas, añadimos el tomate pelado y lo dejamos sofriendo hasta que quede todo blando y triturado, procurando hacer una salsa. Entonces, le ponemos agua para hacer la salsa más líquida, le añadimos el caldo y una pizca de sal a nuestro gusto. Removemos bien y lo mezclamos en una cacerola con las albóndigas, dejando cocer 10 minutos. Una vez está todo casi a punto, echamos los guisantes a la cacerola y lo dejamos 5 minutos más de cocción. Podemos añadir sal y agua, si faltan, sin problema. Reserva unos tupper para los próximos días, están buenísimas.