Albóndigas con puré de patatas y pimientos asados
Receta de: Carnes
Plato: Plato caliente, Plato único
Cocina: Tradicional
Albóndigas con puré de patatas y pimientos asados
Media
50 >
151-300
Albóndigas con puré de patatas y pimientos asados
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Carne picada (mezcla de ternera y cerdo 400 gr)
  • Huevos (S 1 ud)
  • Pan rallado (10 gr)
  • Ajo seco molido (1 cucharadita)
  • Perejil seco
  • Patatas (300 gr)
  • Mantequilla (80 gr)
  • Leche (60 ml)
  • Nuez moscada
  • Pimiento rojo (2 uds)
  • Ajo (4 dientes)
  • Cebolleta (1 ud)
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Carne picada (mezcla de ternera y cerdo 800 gr)
  • Huevos (M 1 ud)
  • Pan rallado (20 gr)
  • Ajo seco molido (2 cucharaditas)
  • Perejil seco
  • Patatas (600 gr)
  • Mantequilla (160 gr)
  • Leche (120 ml)
  • Nuez moscada
  • Pimiento rojo (4 uds)
  • Ajo (8 dientes)
  • Cebolleta (2 uds)
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Carne picada (mezcla de ternera y cerdo 1 kg 200 gr)
  • Huevos (S 2 uds)
  • Pan rallado (30 gr)
  • Ajo seco molido (3 cucharaditas)
  • Perejil seco
  • Patatas (900 gr)
  • Mantequilla (24o gr)
  • Leche (180 ml)
  • Nuez moscada
  • Pimiento rojo (6 uds)
  • Ajo (12 dientes)
  • Cebolleta (3 uds)
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Sal
  • Pimienta negra
Elaboración

Estas albóndigas con puré de patatas y pimientos asados son cocina casera con mayúsculas. Se trata de una receta para hacer con mimo y obtener resultados espectaculares. Prueba esta versión de albóndigas sin la clásica salsa y ya verás como el puré de patatas y los pimientos asados, sus nuevos acompañantes, te seducen lo suficiente como para incorporar este plato a tu repertorio personal.

Paso 1:

Precalienta el horno a 200°C 

Paso 2:

Pela y pica los ajos y la cebolleta. Lava y seca cuidadosamente los pimientos para que la piel esté lo más limpia posible. Unta los pimientos de aceite y colócalos en una bandeja adecuada para horno. Esparce por encima el ajo, la cebolleta, sal y pimienta e introduce la bandeja en el horno precalentado durante una hora aproximadamente o hasta que la piel esté ennegrecida.

Paso 3:

Cuando los pimientos estén listos, retira la bandeja del horno y déjalos atemperar. Cuando puedas manipularlos sin quemarte, pélalos y retira el tallo y las semillas. Corta la carne en tiras.

Paso 4:

Lava muy bien la piel de las patatas, retirando los restos de tierra con un cepillito si es necesario. Ponlas en una olla junto a un puñado de sal y cúbrelas con abundante agua. Coloca la olla en el fuego. Cuando empiece a hervir el agua, baja el fuego, tapa la olla y deja cocer suavemente durante media hora. Después, escúrrelas y déjalas atemperar hasta poder manipularlas.

Paso 5:

Pela las patatas y pásalas por el pasapuré. Calienta la leche, corta en dados la mantequilla y añádeselas al puré de patatas, removiendo hasta que se integren perfectamente. Salpiméntalo y, si tienes a mano, añádele un poco de nuez moscada.

Paso 6:

Dispón en un recipiente ancho la carne picada, el huevo, el pan rallado, el ajo molido y el perejil. Mezcla todo muy bien ayudándote de una cuchara si quieres, pero lo que mejor funciona son las propias manos. Cuando la masa esté perfectamente amalgamada, moldea las bolas con las manos. Lo ideal es hacerlas no muy grandes para que no tarden demasiado en cocinarse por completo.

Paso 7:

Calienta aceite en una sartén y fríe las albóndigas. Intenta que la temperatura del aceite no sea demasiado elevada para que no se tuesten demasiado por fuera antes de terminar de hacerse por dentro. Cuando estén doradas y jugosas, retíralas de la sartén.

Presentación:

Prepara una cama de puré de patatas y sitúa las albóndigas encima. Flanquéalas con tiras de pimiento asado y esparce un poco de perejil por encima. ¡Ya tienes tus deliciosas albóndigas con puré de patatas y pimientos asados!

Sugerencia:

Para que la base de tu plato, es decir, el puré de patatas de tus albóndigas con puré de patatas y pimientos asados sea excepcionalmente cremoso, utiliza la leche y la mantequilla de DIA. ¡No habrá color comparado con un puré de patatas industrial!