Albóndigas en salsa de cebolla
Receta de: Carnes, Verduras y frutas, Huevos y patatas
Plato: Plato caliente, Plato único, Primer plato
Cocina: Tradicional
Albóndigas en salsa de cebolla
Fácil
20-30
Albóndigas en salsa de cebolla
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración
Las albóndigas en salsa de cebolla de mi abuela, son las albóndigas más ricas que he probado en toda mi vida. Ahora que vivo sola y lejos de casa, he pedido a mi abuela que me de la receta porque no puedo mucho tiempo sin probarlas y ahora que tengo la receta, la quiero compartir con todos vosotros porque esta maravilla de comida no puede estás oculta, ja ja ja. Espero que las hagáis y os estén tan buenas como me lo están a mí. Comenzaremos preparando las albóndigas y para ello pondremos en cuenco la carne picada junto con el ajo triturado, la cebolla bien picado, el huevo batido, el pan rallado, la leche, sal y pimienta al gusto. Después mezclaremos y amasaremos bien. A continuación vamos a dar forma de bolas a la masa y la pasaremos por harina para terminar friéndolas en aceite de oliva bien caliente. Reservamos sobre papel absorbente. Seguidamente, para preparar la salsa: comenzaremos troceando las verduras y poniendo a calentar en una cazuela un chorrito de aceite de oliva virgen extra. Cuando el aceite esté caliente, sofreiremos las verduras hasta que comiencen a coger color. Luego tenemos que añadir la harina y mezclaremos rápidamente para que no se queme. Salaremos ligeramente la salsa y verteremos el vino. Dejaremos cocer el conjunto durante unos 30 minutos aproximadamente a fuego lento. Durante este tiempo, si vemos que es necesario añadiremos un poco de caldo de carne o en su defecto, de agua. Pasado este tiempo, pasaremos la salsa por la batidora y rectificaremos de sal si es necesario. Finalmente agregaremos las albóndigas a la salsa y calentamos el conjunto a fuego suave durante unos 15 minutos aproximadamente. Serviremos las albóndigas en salsa de cebolla en caliente con patatas fritas. ¡Buen provecho! CONSEJOS: -Podemos utilizar un único tipo de carne para hacer las albóndigas. -Podemos utilizar vino tinto en lugar de blanco.