Albóndigas suecas
Receta de: Carnes
Plato: Segundo plato
Cocina: Tradicional
Albóndigas suecas
Fácil
50 >
Albóndigas suecas
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración
Casi todos hemos probado las albóndigas suecas. Yo no entiendo como algo tan simple puede estar tan bueno, y sobre todo agradeces al que se le ocurrió juntarlas con una mermelada, ya que es el complemento perfecto a su sabor. Si quieres probar a hacerlas en casa aquí te paso la receta, es fácil de hacer y el resultado es delicioso. Para preparar las albóndigas lo primero que hacemos es dorar la cebolla en una sartén con un poco de aceite. Mezclamos la harina o pan rallado con las patatas machacadas que habíamos hervido previamente y dejado enfriar. Hecho todo esto mezclamos la carne y el resto de los ingredientes y sazonamos con sal y pimienta. Lo dejamos reposando esto durante unas 2 horas. Formamos las bolas que serán las albóndigas y las freímos en aceite hasta que les veamos doradas. Por otro lado ponemos a hervir el caldo de ternera en una cazuela y añadimos la nata y la salsa de soja. Espesamos la salsa con una cucharada de harina. Es mejor no añadir sal ya que el caldo y la soja ya son bastante salados. La cantidad de soja que vamos a poner para hacer la salsa es al gusto, pero para ello nos fijaremos en el color que debe tomar la salsa, que será un tono marrón muy claro. Con los dos componentes hechos, vertemos la salsa sobre las albóndigas y ¡listas! Las podemos acompañar con un buen puré de patatas y una mermelada de frutos rojos, como la de arándanos que las va genial.