Albondigones en salsa picantina
Receta de: Carnes
Plato: Segundo plato, Plato caliente
Cocina: Tradicional
Albondigones en salsa picantina
+Fácil
31-40
Albondigones en salsa picantina
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración
Mi madre los domingos siempre nos hacia este plato de albondigones en salsa picantina, como en otras casas se hacía paella. A nosotros nos encantaba, y tanto es así que ahora que vivo sola me las preparo yo misma los domingos, ya que es algo que me hace sentir un poco más en casa. La receta no es complicada, pero lleva un poco de tiempo, lo que no importa una vez que las pruebes porque están deliciosas. Comenzamos poniendo en un bol el pan del día anterior o las rebanas de pan de molde cortado en cuadraditos, sin la corteza, y los cubrimos de leche para que se empape bien. Por otro lado, en un bol grande vamos a poner la carne picada, echar los dos huevos, la media cebolla rallada un puñado de perejil picado fresco, los ajos majados en un mortero con la sal, 1 cubito de concentrado de caldo, el orégano, pimienta y el pan escurrido. Con las manos bien limpias lo mezclamos todo bien y dejamos que repose durante al menos 1 hora aproximadamente. En el caso de que veamos que la textura de la carne no es homogénea, que no queda muy unida podemos echar un poco de pan rallado. Esto ayudará a que la carne quede más seca. Mientras reposa la carne, en la cazuela donde vayáis a hacer las albóndigas, ponemos unas 2-3 cucharadas de aceite y cuando este caliente pochamos en ella cebolla que tenemos rallada. Lo cocinamos a fuego medio durante unos 10-15 min y añadimos entonces los champiñones lavados y cortados en láminas. Salpimentamos y cocinamos durante otros 10-15 minutos. Mientras se hacen los champiñones, hacemos unas “bolas " con la mezcla de carne, para después pasarlas por harina, sacudiendo el exceso, y nos ponemos a freírlas en una sartén con abundante aceite. Tienen que quedar bien doraditas, por fuera, ya que se terminarán de hacer en la salsa. Mientras vamos friendo las albóndigas, las pasamos a un plato con papel de cocina para quitar el exceso de aceite y las ponemos en la cazuela donde tenemos la cebolla, y los champiñones. Echamos ahora dos cucharadas de harina y removemos hasta que veamos que no queda nada de harina. Entonces echamos el vino blanco el otro cubito de caldo y sal, 2 vasos de agua y removemos para que se mezcle bien. Añadimos a la cazuela las albóndigas y si fuese necesario echaríamos más agua para que las albóndigas queden cubiertas y dejamos cocinar durante unos 15 minutos, tras los que echamos un puñado de perejil. Ahora ya sí que tendríamos preparado un estupendo plato de albondigones en salsa picantina, que podríamos acompañar con un poco de arroz.