Alcachofas con almejas
Receta de: Pescados y mariscos, Verduras y frutas
Plato: Plato caliente, Primer plato
Cocina: Ligera, Ocasiones especiales, Tradicional
Alcachofas con almejas
Fácil
20-30
0-150
€€
Alcachofas con almejas
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Alcachofas (12 uds.)
  • Almejas (175 gr.)
  • Ajo (1 diente)
  • Cebolleta (media)
  • Aceite de oliva
  • Harina (media cucharilla)
  • Sal
  • Perejil fresco (dos ramas)
  • Vino blanco (125 ml.)
  • Alcachofas (24 uds.)
  • Almejas (350 gr.)
  • Ajo (2 dientes)
  • Cebolleta (1 ud.)
  • Aceite de oliva
  • Harina (1 cucharilla)
  • Sal
  • Perejil fresco (un ramillete)
  • Vino blanco (250 ml.)
  • Alcachofas (36 uds.)
  • Almejas (525 gr.)
  • Ajo (3 dientes)
  • Cebolleta (una y media)
  • Aceite de oliva
  • Harina (1 cucharilla colmada)
  • Sal
  • Perejil fresco (un ramillete)
  • Vino blanco (375 ml.)
Elaboración

El sabor de la huerta y el sabor del mar… una alianza perfecta. Esta receta es tradicional en la cocina Navarra y, no sólo es muy sencilla de preparar… además es sana, ligera y deliciosa. La alcachofa tiene importantes propiedades diuréticas y de control del colesterol. La almeja, por su parte, aporta sabor y sofisticación y muy pocas calorías. Dicen además que tiene cualidades afrodisíacas… así que… es ideal para comer en pareja este 14 de febrero.

Paso 1:

Si las alcachofas son frescas, deben limpiarse muy bien hasta dejar tan solo el corazón. Una vez limpias, cocer en una cacerola con abundante agua, una pizca de sal y un chorro de zumo de limón. Ya cocidas, lo que les llevará unos 20 minutos, escúrrelas y reserva. Si las alcachofas son congeladas, también deberás cocerlas, de la misma forma, pero te ahorrarás limpiarlas… y si son de bote, tan solo tendrás que enjuagarlas.

Paso 2:

Mete las almejas en un bol con agua con sal, para que suelten la arenilla que puedan tener… y déjalas ahí un rato, por lo menos 20 minutos.

Paso 3:

Pica la cebolleta y los ajos y rehógalos en una sartén con un chorrito de aceite con el fuego suave, para que no quemen ni cojan demasiado color. Cuando esté a punto, añade la harina y mezcla bien para que se reparta bien… continúa rehogando un par de minutos más para que a la harina se le quite el sabor a crudo. 

Paso 4: 

Incorpora el vino blanco y las almejas y mantén en el fuego hasta que se abran. En ese momento, añade las alcachofas y deja que se haga todo junto durante otros dos minutos. En el último segundo, espolvorea con el perejil picado.

Presentación:

Sirve tus almejas inmediatamente, en un bonito plato o en una fuente… ¡Ah! y no te olvides de acompañarlo con pan (un buen pan casero si es posible)… porque te será imposible resistirte a mojar en la salsa…