Almendrado para Celíacos
Receta de: Postres y dulces
Plato: Postre
Cocina: Tradicional
Almendrado para Celíacos
Media
41-50
€€
Almendrado para Celíacos
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración
Hacer helados en casa no es algo que sea demasiado difícil, y sin embargo nos cuesta ponernos a prepararlos. Últimamente a mí me ha dado por hacer esta receta de almendrado para Celíacos que encontré un día. Salen unos almendrados riquísimos y como son para celiacos, perfectos para toda la familia ya que mi hijo sufre dicha intolerancia. Fantásticos. Ponemos en un cazo la leche y las almendras, dejamos que hierva p durante unos minutos para que le transfieran el sabor a la leche las almendras. Luego colamos la preparación y agregamos la leche en polvo, la nata, el azúcar, la dextrosa y la isomalta y dejamos que vuelva a hervir, mientras que por otro lado en un bol batimos las yemas. A los huevos batidos les agregamos de golpe la leche una vez que ya volvió a hervir, lo pasamos todo a una cacerolita, y lo llevamos al fuego de nuevo, hasta que llegue a los 82º o que nape la cuchara de madera. Retiramos e incorporamos el agar-agar que previamente hemos hidratado con el agua fría. Enfriamos todo poniendo el recipiente dentro de otro más grande con agua e hielos hasta que llegue a temperatura ambiente. Lo llevamos a la nevera hasta que este frío, lo que puede llegar a tardar de 4 a 6 horas. Mientras tanto vamos haciendo los dos pralinés. El primero con las almendras que hemos retirado de la leche. Hacemos un caramelo claro con 100 grs de azúcar, muy poco caramelo para que apenas haga una capa a las almendras, añadimos las almendras y lo estiramos sobre una plancha de silicona y lo reservamos. El segundo praliné lo hacemos con las almendras destinadas a la cobertura exterior del postre. Hacemos un caramelo claro con unos 200 grs. de azúcar, lo volcamos sobre una plancha de silicona y dejamos que se enfríe. EN ese momento procesamos toda la preparación y lo reservamos. Cuando pasado el tiempo en que estuvo la mezcla en la nevera, y notamos que está bastante más dura, la llevamos a la máquina de helados y en 20 minutos ya está listo el helado. En el caso de que no se tenga máquina para hacer helados, tenemos que revolver la preparación cada poco tiempo para que coja aire y esta más suave. Agregamos el praliné entero y se mezcla. Preparamos ahora un molde rectangular forrado con acetato, para que sea más fácil desmoldarlo. Vertemos la preparación y volvemos a llevar el helado, por lo menos durante un día entero, al congelador. A la hora de servir o comer, desmoldamos el helado, retiramos los acetatos, dejamos que tome temperatura ambiente y procedemos a pegar el praliné que teníamos reservado. Puedes poner por encima del almendrado para Celíacos un poco de chocolate líquido para los más golosos.