abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Bacalao al punto de guindilla

Receta de:
Plato: Segundo plato, Plato caliente
Cocina: Tradicional
Bacalao al punto de guindilla
Alta
€€€
Bacalao al punto de guindilla
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración
Llega la semana santa y con ella los platos de bacalao, porque da lo mismo que sigas evitando comer carne los viernes de cuaresma o no, en estas fiestas se siguen haciendo recetas con bacalao ya más como tradición que como otra cosa. Esta que os propongo es una de bacalao al punto de guindilla, deliciosa donde las haya. Probadla porque esta riquísima, sea la época del año que sea. Comenzamos por remojar el bacalao en abundante agua durante 36 horas, cambiando el agua cada 4 horas. Pasado ese tiempo lo retiramos y guardamos el agua de remojo. Ahora nos ponemos a freír los ajos y guindillas cortados en láminas hasta que se doren, momento en el que retiramos los ajos y guindillas y dejamos que se temple el aceite. Cuando el aceite este frío, lo vertemos en una cazuela con la cucharadita de harina y revolvemos, sofriendo bien la harina pero sin que se llegue a quemar, e incorporamos el bacalao puesto todo a fuego suave, moviendo la cazuela asida de un trapo para evitar quemarnos durante unos 10 minutos, hay que ir incorporando una cucharada del agua de remojo cada ½ minuto hasta cubrir el bacalao, sin dejar de moverlo, y lo salamos a gusto. Entonces apagamos el fuego, retiramos la salsa en un cazo y llevamos el bacalao al horno suave para mantenerlo caliente. A continuación calentamos la mantequilla en una sartén y cuando este disuelta se agrega a cucharadas las yemas que previamente hemos batido. Cuando se termine de incorporar las yemas, agregamos la salsa que habíamos reservado en un cazo y lo mezclamos hasta lograr una crema fina. Cuando vayamos a servir el bacalao, lo hacemos poniendo la salsa por encima, con láminas de ajos y guindillas.