Bagels rellenos
Receta de: Panes y masas
Plato: Tostas y bocadillos
Cocina: Internacional, Para llevar
Bagels rellenos
Alta
50 >
151-300
€€
Bagels rellenos
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Harina (500 gr.)
  • Huevos (1 ud., pequeño)
  • Azúcar (2 cucharadas)
  • Aceite de girasol (60 ml.)
  • Sal (1 pizca)
  • Leche (10 ml., tibia)
  • Levadura fresca (media ud.)
  • Huevos (1 ud., para pintar)
  • Semillas de sésamo (50 gr.)
  • Queso cremoso (175 gr.)
  • Mortadela (2 lonchas)
  • Jamón serrano (2 lonchas)
  • Salami (2 lonchas)
  • Queso brie (100 gr.)
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Harina (1 kg.)
  • Huevos (1 ud.)
  • Azúcar (4 cucharadas)
  • Aceite de girasol (120 ml.)
  • Sal (1 cucharilla)
  • Leche (20 ml., tibia)
  • Levadura fresca (1 ud.)
  • Huevos (1 ud., para pintar)
  • Semillas de sésamo (100 gr.)
  • Queso cremoso (350 gr.)
  • Mortadela (4 lonchas)
  • Jamón serrano (4 lonchas)
  • Salami (4 lonchas)
  • Queso brie (200 gr.)
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Harina (1.500 gr.)
  • Huevos (2 uds.)
  • Azúcar (6 cucharadas)
  • Aceite de girasol (180 ml.)
  • Sal (1 cucharilla)
  • Leche (30 ml., tibia)
  • Levadura fresca (una y media)
  • Huevos (2 uds., para pintar)
  • Semillas de sésamo (150 gr.)
  • Queso cremoso (525 gr.)
  • Mortadela (6 lonchas)
  • Jamón serrano (6 lonchas)
  • Salami (6 lonchas)
  • Queso brie (300 gr.)
  • Sal
  • Pimienta negra
Elaboración

Tiene forma de rosquilla, pero es un pan. Es más, es un pan denso y crujiente. Se trata de un pan muy tradicional y consumido en Estados Unidos… de hecho, son muy populares los puestos callejeros que los sirven en grandes ciudades como Nueva York. Sin embargo su origen está aquí, en Europa: concretamente en Polonia. Fueron los emigrantes europeos y judíos quienes lo llevaron al otro lado del Atlántico. Bagels rellenos: Cómelo como ellos, relleno, como un bocadillo… y entenderás por qué es tan popular.

Paso 1:

En un cuenco coloca la harina y en el centro, el huevo, el azúcar, el aceite de girasol y la sal…  mezcla bien y trabaja con una espátula un poco la masa.

Paso 2:

Acerca un cazo al fuego con la leche. No es necesario que llegue a hervir, tan solo calentarse un poco.

En un cuenco pequeño, coloca la levadura fresca con el azúcar, un chorrito pequeño de la leche, solo el neceario para disolver la levadura. Mezcla todo bien hasta que la levadura y el azúcar se hayan disuelto en la leche.

Paso 3:

Añade a la masa esta levadura y ve incorporando también el resto de la leche tibia. Una vez juntos todos los ingredientes, comienza a trabajar la masa, primero con una espátula y luego con la mano.

Cuando ya esté bien sólida, saca la masa del bol y ponla en la encimera bien limpia, con un poco de harina espolvoreada. Amasa y trabaja bien durante unos 10 minutos.

Paso 4:

Cuando la masa ya esté bien flexible, corta porciones del tamaño de un puño cerrado. Estira estas pelotitas de masa haciéndola rodar por la encimera con las manos hasta formar un rollito de unos 2,5 centímetros de diámetro y unos 20 centímetros de largo. Únelos por los extremos, formando una corona, un círculo.

Deja reposar de 15 a 30 minutos, tapando la preparación con plástico film.

Paso 5:

Durante este tiempo, cuando ya casi estén listos, acerca al fuego una olla o cacerola grande con agua y bien tapada, porque así  empezará a cocer antes.

Cuando el agua rompa a hervir, ve introduciendo tus bagels de uno en uno con cuidado. Primero se irán al fondo de la cacerola, y en cuanto suban a la superficie, retíralos a un papel absorbente para que escurra bien el agua. Ve repitiendo esta operación hasta terminar con todos los bagels.

Paso 6:

Cubre la bandeja de horno con papel vegetal o un papel especial para horno y coloca encima los bagels bien repartidos para evitar que se toquen unos con otros. Bate el huevo y pinta la superficie de los bagels con la ayuda de un pincel (en su defecto, puedes hacerlo con los dedos). Finalmente espolvorea por encima con semilla de sésamo, que se quedarán pegados en el huevo.

Mételos en el horno, previamente precalentado a 180° hasta que estén bien dorados… lo que llevará aproximadamente unos 10 minutos. Déjalos enfriar un poco, hasta que estén sólo templados, antes de cortarlos.

Paso 7:

Ábrelos a la mitad con la ayuda de un cuchillo de sierra y con cuidado de no romperlos. Rellénalos como si fueran un bocadillo. Para ello, añade sal y pimienta al queso crema, mezcla bien y pon un poco en cada bagel.  Después reparte a tu gusto los embutidos y una loncha de queso brie. 

Presentación:

Presenta los bagels rellenos cerrados como si fueran un bocadillo. Puedes jugar según tus gustos con los rellenos y, por supuesto, poner o quitar los embutidos que quieras… ¡deja volar tu imaginación!