Barritas veganas de coco y chocolate
Receta de: Postres y dulces
Plato: Postre
Cocina: Ligera, Moderna
Barritas veganas de coco y chocolate
Fácil
31-40
301-500
Barritas veganas de coco y chocolate
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Coco (rallado 100 gr)
  • Chocolate negro (50 gr)
  • Dátiles (20 gr)
  • Aceite de girasol (1 cucharadita)
  • Coco (rallado 200 gr)
  • Chocolate negro (100 gr)
  • Dátiles (40 gr)
  • Aceite de girasol (2 cucharaditas)
  • Coco (rallado 300 gr)
  • Chocolate negro (150 gr)
  • Dátiles (60 gr)
  • Aceite de girasol (3 cucharaditas)
Elaboración

Si buscas un tentempié energético, rico y libre de sufrimiento animal, estas barritas veganas de coco y chocolate son el snack ideal. Resultan muy sencillas de hacer y aún más fáciles de comer.

Paso 1:

Saca el hueso a los dátiles y tritúralos hasta convertirlos en una pasta. Añade al triturador, robot de cocina o batidora el coco rallado y el aceite de girasol y sigue triturando hasta convertir los ingredientes en una masa perfectamente integrada. 

Paso 2:

Prepara unos moldes rectangulares amplios y de paredes bajas cubriéndolos con papel sulfurado o vegetal. Aprieta en las esquinas para que el molde siga ofreciendo una forma rectangular. Vierte dentro la masa de coco rallado, dátiles y aceite y compáctala con ayuda del dorso de una cuchara, procurando que cubra totalmente el fondo con un grosor homogéneo. Mete la mezcla en el congelador durante un mínimo de dos horas para asegurar su consistencia.

Paso 3:

Mientras el relleno de coco adquiere firmeza, prepara el chocolate para atemperarlo. Este paso no es realmente necesario, puedes fundir el chocolate sin más; pero la calidad de los resultados es muy diferente. Si quieres asegurarte una cobertura de chocolate firme, crujiente y brillante y no pastosa y opaca, no te saltes el atemperado. Para llevarlo a cabo, comienza fundiendo el chocolate en el microondas o al baño maría, pero nunca a fuego directo. Si lo haces al microondas, pon el chocolate troceado en un recipiente adecuado a ese electrodoméstico y caliéntalo en intervalos de 20 segundos, removiendo en cada pausa. Para el baño maría, coloca una olla de mayor tamaño que el recipiente para el chocolate con agua al fuego y espera a que se caliente. Debes vigilar que el chocolate no tenga contacto ninguno con el agua puesto que se estropearía. En ambos casos, comprueba muy a menudo la temperatura del chocolate hasta que alcance los 50°C.

Paso 4:

Ahora toca enfriar el chocolate. El método tradicional consiste en verter dos tercios del chocolate caliente sobre una superficie de mármol o refrigerada y moverlo continuamente con dos espátulas para chocolate hasta que baje a los 28-29°C antes de devolverlo al recipiente donde aguarda el tercio restante y mezclarlo hasta que suba a los 30-31°C. El otro método es un poco más sencillo: retirar el recipiente de chocolate de la fuente de calor cuando alcance los 50°C, ponerlo sobre el recipiente de agua helada y remover hasta que descienda a los 28.29°C antes mencionados y volver a calentar muy suavemente para que alcance ese grado o par de grados extras. En ninguno de los dos métodos esa última temperatura debe sobrepasarse o habría que empezar de nuevo. Tampoco debe bajar significativamente, de modo que, mientras estés trabajando con él, deberás recalentarlo de vez en cuando unos segundos en el microondas teniendo mucho cuidado.

Paso 5:

¡Ya tienes tu chocolate atemperado! Saca el relleno de coco del congelador, colócalo sobre una rejilla y cúbrelo de chocolate. Se endurecerá enseguida y formará una capa brillante y crujiente.

Presentación:

Conserva tus barritas veganas de coco y chocolate en el frigorífico si no vas a consumirlas. Cuando quieras servirlas en una reunión o algo parecido, colócalas en una bandeja, ralla un poco de chocolate negro por encima y acompáñalas de hojitas de menta, que resultarán muy coloridas y cuyo sabor combina estupendamente con el del chocolate negro. 

Sugerencia:

Para una cobertura perfecta de tus barritas veganas de coco y chocolate necesitas un chocolate de calidad. No dudes en emplear una tableta de chocolate negro sin azúcares de la línea Vital de DIA.