abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Berenjenas con miel - vídeo receta

Receta de: Verduras y frutas
Plato: Aperitivos y tapas, Entrantes, Plato caliente
Cocina: Tradicional
+Fácil
20-30
151-300
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Berenjena (una y media)
  • Huevos (1 ud., solo la clara)
  • Cerveza (100 ml.)
  • Harina (35 gr.)
  • Harina de garbanzos o besán (35 gr.)
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Sal
  • Azafrán (varias hebras)
  • Miel
  • Berenjena (3 uds.)
  • Huevos (2 uds., solo la clara)
  • Cerveza (200 ml.)
  • Harina (70 gr.)
  • Harina de garbanzos o besán (70 gr.)
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Sal
  • Azafrán (varias hebras)
  • Miel
  • Berenjena (4 y media)
  • Huevos (3 uds,, solo la clara)
  • Cerveza (300 ml.)
  • Harina (105 gr.)
  • Harina de garbanzos o besán (105 gr.)
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Sal
  • Azafrán (varias hebras)
  • Miel
Elaboración

Una tapa deliciosa muy típica de Andalucía: las berenjenas con miel. Jugosas y crujiente, dulces y frescas, son el picoteo o el entrante ideal. Además, resultan muy económicas e increíblemente fácil de hacer. Como en todas las frituras, el secreto está en la temperatura del aceite y en freír en pequeñas tandas. Cuidando estos pequeños detalles, tus berenjenas saldran perfectas.

 

 

Paso 1:

Al conservar la piel de las berenjenas para estas berenjenas con miel, es importante lavarlas bien y secarlas con todo cuidado. A continuación, córtalas en bastones de 1 centímetro de grosor aproximadamente.

Paso 2:

Pon los bastoncitos en un colador y espolvorea con sal abundante. Cubre con papel de cocina y deja reposar así durante media hora. Este proceso hará que la berenjena expulse gran parte del agua y, con ella, del amargor que a veces es característico de esta hortaliza. Así conseguirás un mejor sabor y unas condiciones más adecuadas para la fritura. 

Paso 3:

Durante el tiempo en el que la berenjena está soltando el agua no tienes por qué quedarte de brazos cruzados: puedes empeza a prepara el rebozado. Tamiza tanto la harina de trigo como la de garbanzos: es sólo un momento y así te aseguras de que no puedan tener ni un solo grumo. Mezcla ambas harinas en un recipiente, añade el azafrán, el aceite de oliva y vierte por encima la cerveza, que deberá estar fría. Integra todo perfectamente empleando unas varillas para que quede una mezcla aireada, uniforme y de un agradable tono claro. 

Paso 4:

Casca los huevos y separa las yemas de las claras. Hay utensilios específicos para esta labor pero no son imprescindibles. Simplemente, deja caer suavemente el huevo por entre tus dedos ligeramente abiertos. La yema quedará recogida en tu mano mientras que la clara se deslizará hasta el recipiente que tendrás preparado debajo. Las yemas no se van a emplear en esta receta, así que guárdalas para darle otro uso. 

Paso 5:

Monta las claras a punto de nieve y añádelas a la masa de cerveza y harina. Ayudándote de una espátula, mezcla con movimientos suaves y envolventes para que las claras no pierdan aire.

Paso 6:

Seca las berenjenas con papel de cocina y, si tienen mucha sal, enjuágalas un poco antes. Echa abundante aceite de oliva en una sartén con paredes altas y ponla a fuego alto.

Paso 7:

Cuando el aceite esté lo suficientemente caliente pero sin humear, empieza a introducir los bastones de berenjena en el rebozado de uno en uno. Sacude el exceso y ve friéndolos en el aceite en tandas muy pequeñas para que no baje la temperatura del aceite. Cuando estén dorados por todos lados, retíralos del aceite y deja que escurran el exceso de grasa sobre papel de cocina.

Presentación:

Las berenjenas con miel son una tapa para servir recién hecha, antes de que se enfríe y el rebozado se ablande. De modo que, según vayan escurriendo el aceite, ponlos en un vaso o un plato y riégalos con hilos generosos de miel. 

Sugerencia:

A la hora de presentar estas berenjenas con miel echa mano de ese tarro de miel DIA que tienes de reserva en la despensa. La miel de romero Delicious combinará especialmente bien con este plato. Y para un rebozado perfecto, la cerveza lager DIA dará un resultado extraordinario.