abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Bizcocho de almendra de mi madre

Receta de: Postres y dulces, Verduras y frutas
Plato: Postre
Cocina: Tradicional
Bizcocho de almendra de mi madre
Fácil
41-50
Bizcocho de almendra de mi madre
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración
He de reconocer que lo que más echo en falta de la casa de mi madre es su comida. Nadie cocina como ella, en especial los dulces para los que tiene una mano especial. Uno de mis preferidos es este bizcocho de almendra de mi madre, que le queda estupendo, en especial si lo acompañas con una buena taza de café o chocolate caliente. En primer lugar cogemos un cuenco grande, y echamos en él la mantequilla y el azúcar y con la batidora, a la que hemos puesto las varillas se levantan. En el momento en que esté cremosa le vamos echando los huevos, de uno en uno para que se integren mejor, y sin dejar de mover. Ahora juntamos la harina con la levadura y las mezclamos. Lo tamizamos junto y lo incorporamos a la mezcla de la mantequilla y los huevos. Cuando esté perfectamente mezclado, se le añade la almendra molida y el amaretto y lo seguimos batiendo hasta que esté todo bien mezclado. Echamos la crema resultante en un molde al que previamente hemos enmantecado y enharinado. Antes de meterlo en el horno ponemos sobre la masa del bizcocho unas láminas de almendra cruda, ya que se tostarán en el horno a una temperatura de 170º. Más o menos después de una hora, cuando veamos que el bizcocho de almendra ha subido lo suficiente y ha adquirido un bonito color dorado, lo sacamos del horno y ya estará listo para comer. Si se quiere comprobar que el bizcocho está perfectamente hecho, lo que podemos hacer es pincharlo con un palillo o con un cuchillo en el centro del mismo, y si este sale seco y limpio, es que el bizcocho de almendra ya está hecho. Antes de meter el bizcocho en el horno, este tiene que haber sido previamente calentado, por lo que cuando nos pongamos a hacer la masa, encendemos el horno a una temperatura de 170º.