Bizcochos sabor a café
Receta de: Postres y dulces
Plato: Postre
Cocina: Ocasiones especiales
Bizcochos sabor a café
Fácil
20-30
301-500
Bizcochos sabor a café
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración
Un dulce que me encanta elaborar y comer después de una comida con amigos o familia es el postre con bizcochos sabor a café. Siempre que lo hago es todo un éxito porque aunque lleva café, tiene un sabor muy suave y junto con su estupenda textura, hace que guste a todos los comensales. Os digo como elaborarlo para que lo hagáis en vuestras casas y veáis que no miento. Lo primero que vamos hacer es disolver el polvo del sobre de preparado para natillas en una taza de leche y añadir el azúcar (o el edulcorante). Mezclaremos bien hasta que no haya grumos. A continuación vamos a calentar el resto de la leche en una cacerola mediana e incorporaremos, poco a poco, la preparación anterior. Damos vueltas constantemente mientras se cocina a fuego entre medio y lento hasta que espese ligeramente. Después y una vez que está hecho vamos a pagar el fuego y a reservar. Seguidamente vamos a preparar el café instantáneo con agua caliente y lo vamos a dejar enfriar. Una vez frío lo pondremos en un plato hondo y comenzaremos a remojar en él los bizcochos de vainilla, uno a uno. Los iremos disponiendo como base en un bol o en moldes individuales (reservar la mitad de los bizcochos para alternarlos con la natilla). Vamos a ir cubriendo los bizcochos con la natilla. Volveremos a colocar encima de la natilla una segunda capa de bizcochos humedecidos con café y los cubrimos con la nata que hemos montado junto con un poco de azúcar previamente. Una vez terminado, meteremos el postre a enfriar en la nevera. Pasado unas dos horas, lo sacaremos del frigorífico y lo vamos a decorar con cacao puro en polvo y/o fideos de chocolate. ¡Ya tenemos nuestro postre con bizcocho sabor a café terminado! CONSEJOS: -Solamente humedecer los bizcochos en el café, no dejarlos demasiado blandos y mojados, aunque eso va a gustos. -El envase recomienda emplear un litro de leche para cada sobre de natillas, pero yo empleo un poco menos porque me gusta que quede consistente y cremoso, no demasiado blando. -Remover la preparación con varilla al principio de la cocción para evitar la formación de grumos. Luego, emplear cuchara de madera.