Bizcochuelo casero con 3 huevos
Receta de: Postres y dulces
Plato: Postre
Cocina: Tradicional
Bizcochuelo casero con 3 huevos
+Fácil
41-50
Bizcochuelo casero con 3 huevos
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración
Mi madre fue la que me enseñó esta receta de bizcochuelo casero con 3 huevos, y la verdad es que nos gusta tanto que no me he molestado en buscar otra receta. Es muy sencilla, y como os he dicho, se consigue uno bizcocho esponjoso y realmente rico. En primer lugar lo que tenemos que hacer es poner los 3 huevos en un bol y batirlos bien. Después agregamos la leche y el aceite o la mantequilla, lo que hayamos escogido para hacerlo. Añadimos ahora el azúcar y mezclamos bien todo. echamos cucharada grande de esencia de vainilla y agregamos las tazas de harina junto a la levadura que previamente habremos tamizado. Lo mezclamos todo bien asegurándonos de que no queda ningún grumo. En último lugar cogemos el molde en el cual se hará el bizcocho y lo untamos con mantequilla, espolvoreándolo después con harina sacudiendo el sobrante, y añadimos lo elaborado para que se acabe de cocinar en el horno. Dejamos que se cocine durante 45 minutos a 180 grados sin abrir el horno. Tras ese tiempo nuestro delicioso bizcocho de chocolate dulce y esponjoso ya estará listo, por lo que lo sacamos y dejamos enfriar antes de desmoldar. ¡Riquísimo! Podemos hacer variaciones de este estupendo bizcocho, por ejemplo hacerlo marmolado. Para ello en una taza ponemos un poco de la mezcla que hicimos, y luego agregamos las 3 cucharadas de cacao y lo mezclamos bien. Para hacer el marmolado, lo que hacemos es primero echar en un molde untado de mantequilla y espolvoreado de harina un poco de la mezcla sin el cacao, y encima otro poco de la mezcla con él. Lo vamos haciendo así sucesivamente sin que las dos masas se lleguen a mezclar. Después tan solo es meterlo en el horno y seguir los mismos pasos que para hacer el bizcocho normal. Trucos y consejos: Antes de meter el bizcocho en el horno, este tiene que haber sido previamente calentado, por lo que cuando vayas a hacer la masa para el bizcocho, enciendes el horno a una temperatura de 180º. Si quieres comprobar que el bizcocho está hecho, puedes pincharlo con un palillo o con un cuchillo en el centro del mismo, y si cuando lo saques está seco y limpio, es que el bizcocho ya está listo.