Bocata de pechuga de pavo y piparras
Receta de: Carnes
Plato: Tostas y bocadillos
Cocina: Ligera, Para llevar
+Fácil
< 20
151-300
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Pan (baguette 2 uds)
  • Fiambre de pavo (8 lonchas)
  • Guindilla (en vinagre o piparra 8 uds)
  • Mostaza (4 cucharadas)
  • Brotes (frescos al gusto)
  • Pan (baguette 4 uds)
  • Fiambre de pavo (16 lonchas)
  • Guindilla (en vinagre o piparra 16 uds)
  • Mostaza (8 cucharadas)
  • Brotes (frescos al gusto)
  • Pan (baguette 6 uds)
  • Fiambre de pavo (24 lonchas)
  • Guindilla (en vinagre o piparra 24 uds)
  • Mostaza (12 cucharadas)
  • Brotes (frescos al gusto)
Elaboración

Pocas cenas hay más prácticas que un sencillo bocata con pocos ingredientes muy bien escogidos y una preparación casi nula. Sabiendo combinar bien las texturas y los sabores, un humilde bocata puede convertirse en toda una experiencia para nuestro paladar. Este bocata de pechuga de pavo y piparras, con su contraste entre la suavidad de la carne, la picante acidez de las piparras, el suave amargor de la mostaza y el toque fresco y herbáceo de los brotes es un excelente ejemplo de ello. ¡Y tardas menos de 5 minutos en hacerlo!

Paso 1:

Escoge un pan tipo baguette, de corteza no muy recia que facilite morder sin problemas el bocadillo. Con ayuda de un cuchillo de sierra bien afilado, para no aplastar la miga, corta con  movimientos de vaivén las barras de pan de forma longitudinal.

Paso 2:

Abre el bote de mostaza y, con ayuda de una cuchara, unta generosamente una de las dos mitades. 

Paso 3:

Lava cuidadosamente los brotes frescos, enjuagándolos bajo el chorro de agua fría del grifo con ayuda de un colador para despojarlos de cualquier posible impureza. A continuación, sécalos con papel de cocina, propinándoles golpecitos suaves para absorber el agua sin estropearlos. Una vez secos, distribúyelos encima de la rebanada de pan untada con mostaza.

Paso 4:

Abre el paquete de lonchas de pavo y sepáralas con delicadez para que no se rompan. Reparte las lonchas sobre los brotes frescos.

Paso 5:

Escurre las guindillas en vinagre o piparras de su líquido de conservación y repártelas sobre las lonchas de pavo (calcula la cantidad en base a los gustos de los comensales por el picante. Si tu paladar es más bien sensible, con un toque de piparra es suficiente). 

Paso 6:

Por último, cúbrelo todo con la mitad del pan que queda y haz una ligera presión para que los ingredientes se compacten y el bocado resulte homogéneo.

Presentación:

Sirve tu bocata de pechuga de pavo y piparras recién hecho y acompañado de alguna bebida suave y burbujeante que realce el toque de picante de su sabor. ¡Que aproveche!

Sugerencia:

Usa un bote de guindillas en vinagre de DIA para proporcionar su característico sabor picante y a encurtido a este delicioso bocata de pechuga de pavo y piparras. Su peculiar gusto intenso te conquistará y acabarás tomándotelas hasta solas como picoteo.