Bolas de arroz - vídeo receta
Receta de: Arroces y pastas
Plato: Aperitivos y tapas, Entrantes
Cocina: Internacional
+Fácil
20-30
301-500
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Arroz de grano redondo (150 gr.)
  • Agua (375 ml.)
  • Mantequilla (25 gr.)
  • Aceite de girasol
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Albahaca
  • Orégano
  • Ajo seco molido
  • Cebolla en polvo
  • Huevos (1 ud.)
  • Pan rallado (150 gr.)
  • Queso mozzarella (100 gr.)
  • Perejil fresco
  • Arroz de grano redondo (300 gr.)
  • Agua (750 ml.)
  • Mantequilla (50 gr.)
  • Aceite de girasol
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Albahaca
  • Orégano
  • Ajo seco molido
  • Cebolla en polvo
  • Huevos (2 uds.)
  • Pan rallado (300 gr.)
  • Queso mozzarella (200 gr.)
  • Perejil fresco
  • Arroz de grano redondo (450 gr.)
  • Agua (1125 ml.)
  • Mantequilla (75 gr.)
  • Aceite de girasol
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Albahaca
  • Orégano
  • Ajo seco molido
  • Cebolla en polvo
  • Huevos (3 uds.)
  • Pan rallado (450 gr.)
  • Queso mozzarella (300 gr.)
  • Perejil fresco
Elaboración

Las bolas de arroz o arancini son un aperitivo muy apreciado en Italia. Si no las has probado, no esperes más: estas croquetas de arroz crujientes por fuera y cremosas por dentro se pueden preparar con mil rellenos diferentes y siempre sorprenderán en una reunión porque están deliciosas.

Paso 1:

Echa un poco de aceite de girasol en una cazuela o sartén de paredes altas y ponla al fuego. Cuando se caliente, echa el arroz de risotto y nacáralo durante dos o tres minutos. Trancurrido ese tiempo, sazónalo con la sal, la albahaca, el orégano, el ajo en polvo, la cebolla en polvo y la pimienta. Añade el agua poco a poco y no pares de remover el arroz para que suelte el almidón. Cocina durante 45 minutos hasta que el arroz absorba todo el líquido y se quede meloso. Añade la mantequilla, remueve hasta integrarla completamente y retira la cazuela del fuego. Reserva el arroz y deja que se enfríe.

Paso 2:

Corta la mozzarella en piezas pequeñas o adquiérela ya en formato de bolitas mini. Casca el huevo y viértelo en un plato. Bátelo con unas varillas o, simplemente, con un tenedor. Prepara otro plato al lado y llénalo con pan rallado.

Paso 3:

Dale forma a las bolas de arroz. Coge una pequeña cantidad de arroz en tu mano y extiéndela sobre la palma. Coloca en medio un trocito de mozzarella y cúbrelo con el arroz. Bolea la masa como si fueran albóndigas. Cuando la tengas, pásala por el huevo, procurando que se impregne completamente, y finalmente por el pan rallado. Repite el proceso hasta que agotes el arroz.

Paso 4:

Vierte abundante aceite de girasol en un cazo y caliéntalo a fuego vivo. Cuando alcancen una temperatura elevada adecuada para la fritura, sumerge las bolas de arroz y fríelas hasta que adquieran una cobertura dorada y crujiente. En ese momento sácalas del aceite y colócalas sobre papel de cocina para que escurran el exceso de aceite.

Presentación:

Sirve tus bolas de arroz recién hechas y calentitas junto a alguna salsa fresca tipo de yogur. Decora con perejil para dar un toque de color vivo. ¡A comer!

Sugerencia:

Para que la masa de tus bolas de arroz sea compacta y tenga una textura excelente al paladar, recurre al arroz de risotto de la línea Delicious de DIA. Y si quieres tener todas las especias del arroz en una, no dejes pasar el sazonador italiano de DIA.