abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Bolitas de zanahoria y coco

Receta de: Postres y dulces
Plato: Postre
Cocina: Moderna
Bolitas de zanahoria y coco
+Fácil
20-30
Bolitas de zanahoria y coco
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración
Un dulce que se suele comer mucho en navidad y que podemos ver en las estanterías de los supermercados, tiendas de alimentación y pastelerías, son las famosas bolitas de zanahoria y coco. Están buenísimas, a mí me encantan, y me podría comer quince de una sola vez y querer seguir comiendo alguna más. Pero para que esto lo podáis hacer sin gastar mucho dinero, o al menos no tanto como suelen costar, os voy a decir como elaborarlas de manera casera. Os encantarán. Lo primero que haremos será pelar las zanahorias. Después las cortaremos en trozos pequeños y las herviremos en una olla. Si lo vais a hacer en una olla rápida, con 10 minutos tendréis suficiente, en cambio en una cazuela lo tendréis que tenerlas entre 20 y 30 minutos. A continuación y una vez cocidas, las colaremos para que vayan perdiendo agua y las dejaremos enfriar. Mientras, en un bol, mezclaremos los 70 gramos de coco rallado junto con el azúcar. Una vez frías las zanahorias, las machacaremos bien con un tenedor, hasta que tengan aspecto de puré, y lo integraremos con el coco y el azúcar. Mezclaremos bien con las manos todos los ingredientes, siempre con las manos limpias. Una vez todo bien integrado, envolveremos el bol con film transparente y lo dejaremos en la nevera 30 minutos. A continuación, pasado el tiempo, sacaremos el bol de la nevera, y prepararemos un plato con los 30 gramos que habíamos reservado para rebozar. Seguidamente, con las manos bien limpias, vamos haciendo bolitas. El tamaño dependerá del grosor de las cápsulas en donde las vayáis a colocar. Las que vayamos haciendo las vamos rebozaremos en el plato con el coco rallado, y luego las vamos colocando en las cápsulas que hayamos escogido. Una vez terminadas todas las bolitas de zanahoria y coco, hay que colocarlas en su correspondiente cápsula. Finalmente, las dejaremos un rato secar a temperatura ambiente y ¡listas! ¡Riquísimas!