abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Canelones con almendras

Receta de: Arroces y pastas, Carnes
Plato: Segundo plato
Cocina: Tradicional
Canelones con almendras
Fácil
41-50
Canelones con almendras
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración
Estos canelones con almendras son una receta que me enseño a hacer mi abuela. Su madre, o sea mi bisabuela, era italiana, por lo que en mi casa hemos comido platos de pasta desde pequeños, siendo siempre los preferidos estos canelones. La novedad que introducen es que el su relleno llevan almendras, algo que les da un toque crocante según los vas comiendo. En una sartén ponemos un chorro de aceite de oliva, y cuando este caliente ponemos la cebolla cortada a trocitos, la carne picada, las almendras en láminas y el perejil. Lo tenemos que sofreír hasta que esté todo dorado, momento en el que le echamos el tomate, y un chorro de vino blanco. Lo dejamos pochar hasta que se reduzca el caldo. Hecho esto herviremos en agua y sal y un chorro de aceite de oliva las placas de los canelones, y las dejaremos 10 minutos, tras los cuales ya deberían de estar hechas, por lo que las escurrimos y las ponemos sobre la encimera para rellenarlos. Ponemos un poco de sofrito en medio de cada placa, cerramos los canelones y los vamos dejando sobre la fuente de horno. Por otro lado calentamos la leche en un cazo, le ponemos una nuez de mantequilla, y le vamos echando harina hasta que espese, siempre sin dejar de remover. le echamos el pelín de nuez moscada, y seguimos removiendo con unas varillas para que no se hagan grumos. Con la bechamel ya hecha, la ponemos por encima de los canelones, y encima espolvoreamos queso rallado del que más nos guste. Llevamos a gratinar los canelones con almendras hasta que se funda el queso totalmente, lo que nos indica que ya están listos para comer. Cuando cocemos las placas de canelones, ponemos el chorrito de aceite para que de esta manera no se peguen entre sí mientras se cuecen. Si queréis, también podéis espolvorear unas láminas de almendras tostadas por encima, como pista de lo que encontraremos en el relleno