Canelones de San Esteban
Receta de: Carnes
Plato: Plato caliente, Plato único, Primer plato, Segundo plato
Cocina: Ocasiones especiales, Tradicional
Canelones de San Esteban
Media
41-50
301-500
€€
Canelones de San Esteban
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Cerdo (carne picada 90 gr)
  • Ternera (carne picada 90 gr)
  • Pollo (pechuga 90 gr)
  • Cebolla (1/2 ud)
  • Ajo (1 diente)
  • Vino blanco (50 ml)
  • Tomate frito (60 ml)
  • Caldo de ave o pollo (75 ml)
  • Paté (de cerdo 25 gr)
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Sal
  • Leche (500 ml)
  • Harina (25 gr)
  • Mantequilla (2 cucharadas)
  • Nuez moscada (1/2 cucharadita)
  • Pasta (para canelones 8 láminas)
  • Queso (rallado al gusto)
  • Cerdo (carne picada 180 gr)
  • Ternera (carne picada 180 gr)
  • Pollo (pechuga 180 gr)
  • Cebolla (1 ud)
  • Ajo (2 dientes)
  • Vino blanco (100 ml)
  • Tomate frito (120 ml)
  • Caldo de ave o pollo (150 ml)
  • Paté (de cerdo 50 gr)
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Sal
  • Leche (1 l)
  • Harina (50 gr)
  • Mantequilla (4 cucharadas)
  • Nuez moscada (1 cucharadita)
  • Pasta (para canelones 16 láminas)
  • Queso (rallado al gusto)
  • Cerdo (carne picada 270 gr)
  • Ternera (carne picada 270 gr)
  • Pollo (pechuga 270 gr)
  • Cebolla (1 y 1/2 ud)
  • Ajo (3 dientes)
  • Vino blanco (150 ml)
  • Tomate frito (180 ml)
  • Caldo de ave o pollo (225 ml)
  • Paté (de cerdo 75 gr)
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Sal
  • Leche (1 l 500 ml)
  • Harina (75 gr)
  • Mantequilla (6 cucharadas)
  • Nuez moscada (1 y 1/2 cucharadita)
  • Pasta (para canelones 24 láminas)
  • Queso (rallado al gusto)
Elaboración

Los canelones de San Esteban son una receta muy típica de Navidad en Cataluña, más concretamente del día 26 de diciembre, que coincide con la fiesta de San Esteban tras el día de Navidad. Estos canelones se suelen preparar como plato de aprovechamiento para la carne sobrante de Nochebuena, normalmente asada o en salsa; pero puedes utilizar carne fresca y el plato quedará igual de rico.

Paso 1:

Limpia la pechuga de pollo de cualquier grasilla o nervio que pudiera tener y córtala en trozos pequeños. Reserva los trozos en un bol en el que también introducirás la carne picada de cerdo y de ternera.

Paso 2:

Pela la cebolla y córtala en brunoise, es decir, en daditos pequeños. Pon una sartén con aceite de oliva al fuego y añade la cebolla y los dientes de ajo enteros sin pelar. Sofríe el conjunto durante un cuarto de hora aproximadamente a fuego medio hasta que la cebolla se ablande.

Paso 3:

Echa entonces la carne a la sartén y rehógala unos 20 minutos hasta que el líquido se evapore y la carne esté tierna y dorada. Añade el vino y sofríe unos minutos más para que el alcohol se evapore. A continuación, agrega el paté y remueve bien para que se integre con la carne. Deja cocinar otros 5 minutos. Cuando transcurran, por a punto de sal y pimienta.

Paso 4:

Vuelca el contenido de la sartén en un vaso batidor y tritura todo hasta que quede como una crema espesa. Échala en un bol, añade el tomate y mezcla bien. Seguidamente, empieza a verter muy poco a poco el caldo de pollo y detente cuando el contenido del bol tenga la consistencia de una crema compacta pero no demasiado espesa. Reserva en frío. 

Paso 5:

Ahora llega el momento de preparar la bechamel. Derrite la mantequilla en una sartén, añade la harina y remueve bien con una varilla mientras se cuece durante unos minutos. A continuación, ve añadiendo la leche poco a poco, sin parar de integrarla con la varilla. Sazona con sal, pimienta y un poco de nuez moscada y deja que la bechamel se cocine durante 5 minutos más. Resérvala.

Paso 6:

Pon una olla con agua al fuego y cocina la pasta para canelones siguiendo las instrucciones del envase. Cuando estén cocidas, colócalas sobre un paño húmedo y tápalas con otro paño húmedo. Esto ayudará a que no se rompan luego.

Paso 7:

Precalienta el horno a 190°C. Elige una fuente de horno y cubre el fondo con bechamel. Comienza a rellenar los canelones y ve enrollándolos como un cilindro para luego distribuirlos sobre el lecho de bechamel.  Cuando estén todos, añade otro poco de bechamel por encima y remata con un poco de queso rallado. Mete la fuente al horno durante 15 minutos para que se gratine el queso.

Presentación:

Sirve los canelones de San Esteban en la propia fuente en la que se han horneado o bien sepáralos por raciones individuales. ¡A comer!

Sugerencia:

La bechamel casera es estupenda, eso es evidente; pero, ¿qué hacer si quieres disfrutar de estos canelones de San Esteban pero vas mal de tiempo? Ten siempre en la despensa un brick de bechamel de DIA y verás como la receta queda igualmente deliciosa, ¡y en un tiempo récord!