Cebolla caramelizada
Receta de: Verduras y frutas
Plato: Aperitivos y tapas, Plato caliente, Tostas y bocadillos
Cocina: Ocasiones especiales, Sin gluten, Tradicional
Cebolla caramelizada
Media
31-40
151-300
Cebolla caramelizada
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Cebolla (1, mejor de tipo dulce)
  • Aceite de oliva (2 cucharadas)
  • Sal
  • Azúcar moreno (1 cucharita)
  • Agua (1 cucharita)
  • Brandy (opcional)
  • Cebolla (2, mejor de tipo dulce)
  • Aceite de oliva (4 cucharadas)
  • Sal
  • Azúcar moreno (1 cucharada)
  • Agua (1 cucharada)
  • Brandy (opcional)
  • Cebolla (3, mejor de tipo dulce)
  • Aceite de oliva (6 cucharadas)
  • Sal
  • Azúcar moreno (1 cucharada colmada)
  • Agua (1 cucharada colmada)
  • Brandy (opcional)
Elaboración

La cebolla caramelizada es una guarnición muy útil para cientos de platos, sobre todo en el caso de los platos con carnes (¡dale un toque gourmet a tus bocatas, tostas y hamburguesas con esta rica guarnición!). Si la combinas con queso fundido o con foie, el maridaje será sencillamente espectacular porque va fenomenal con las elaboraciones algo grasas y su toque dulce gusta a todos (y si has comprado una buena bolsa de cebollas y no saber qué hacer con ellas…esta será la solución a todos tus problemas). 

En nuestra versión hemos usado un poquito de azúcar moreno para hacer una caramelización mucho más rápida. Pero si tienes tiempo puedes optar por no usarla y los jugos de la cebolla harán solitos el trabajo. También puedes añadir alguna especia a tu cebolla para que vaya bien con el plato que vas a acompañar. 

Paso 1: 

Limpia la cebolla y córtala en tiritas finas, es lo que se conocer como corte en juliana. En una sartén pon el aceite de oliva (también puedes usar una nuez de mantequilla) y una pizca de sal. Echa las tiritas de cebolla. Lo mejor es usar una sartén en la que estés seguro que no se va a pegar….

Paso 2: 

Cocina a fuego suave durante unos 30 minutos. Los jugos de la cebolla irán saliendo poco a poco hasta que la cebolla quede marrón, dorada y muy brillante. Ve vigilando la cebolla para que no se queme.

Ahora bien, si necesitas una guarnición ‘express’ puedes agregar un poquito de azúcar moreno y una cucharada de agua:  cuando la cebolla esté transparente, añade el azúcar y dale vueltas hasta que notes que la cebolla comienza a pegarse. Entonces añade un pelín de agua (también puedes optar por un poco de Brandy para un resultado aún más rico). De esta forma los azúcares cristalizados se disuelven en el jugo de la cocción 

Presentación: 

Acompaña con tu cebolla caramelizada tus mejores platos. Si has hecho mucha cantidad, reserva en la nevera hasta el momento de consumir. 

Sugerencia: 

También puedes hacer otra “versión” de cebolla caramelizada…cuando termines la cocción añade una cucharada de vinagre de Módena y deja reducir un poco. Te encantará el contraste que aporta a esta guarnición. Si optas por hacer esta versión, elige el vinagre de Módena DIA, en formato crema (en una práctica botella de 25 cl. ) y úsalo para aderezar tus ensaladas y carnes. ¡Un toque gourmet con u