Cheesecake de limón
Receta de: Postres y dulces
Plato: Postre
Cocina: Ligera, Moderna, Ocasiones especiales, Para niños
Cheesecake de limón
+Fácil
50 >
151-300
Cheesecake de limón
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Galletas (100 gr.)
  • Mantequilla (40 gr. en pomada)
  • Queso cremoso (125 gr.)
  • Nata para montar (100 ml.)
  • Gelatina (1,5 hoja)
  • Zumo de limón (50 ml.)
  • Azúcar (50 gr.)
  • Ralladura de limon
  • Galletas (200 gr.)
  • Mantequilla (80 gr. en pomada)
  • Queso cremoso (250 gr.)
  • Nata para montar (200 ml.)
  • Gelatina (3 hojas)
  • Zumo de limón (100 ml.)
  • Azúcar (100 gr.)
  • Ralladura de limon
  • Galletas (300 gr.)
  • Mantequilla (120 gr. en pomada)
  • Queso cremoso (375 gr.)
  • Nata para montar (300 ml.)
  • Gelatina
  • Zumo de limón (150 ml.)
  • Azúcar (150 gr.)
  • Ralladura de limon
Elaboración

Un postre irresistible perfecto para terminar cualquier comida o cena. La combinación del queso fresco y el limón en esta cheesecake de limón le da una frescura extra que sorprenderá a todos y te harán quedar como un perfecto anfitrión.

Paso 1:

Comienza por preparar la base para tu cheesecake de limón. Para ello tritura las galletas, puedes hacerlo con las manos, un mortero o una batidora tipo americana. Una vez que tengas todas las galletas trituradas incorpora la mantequilla en pomada y mézclala bien.  Para poner la mantequilla en pomada bastará con sacarla de la nevera un par de horas antes de comenzar con la receta. Una vez tengas lista la masa de galletas, disponla en un molde desmontable o en los cuencos o vasos donde quieras servir tu cheesecake.

Paso 2:

Hidrata la gelatina en un bol con agua tibia, con 5 minutos bastará. Mientras, en un cazo pon a hervir el zumo de limón junto con el azúcar. Una vez rompa a hervir, añade las hojas de gelatina, previamente escurridas, y remueve hasta que veas que se han disuelto por completo. Deja que la mezcla se temple un poco antes de incorporarla al resto de ingredientes.

Paso 3:

Monta la nata con la ayuda de una varilla de mano o eléctrica. No has de dejarla montada por completo, lo ideal es que la nata siga manteniendo una textura cremosa.

Paso 4:

Una vez se halla templado la mezcla de zumo de limón y gelatina, incorpórale el queso crema y remueve bien. Cuando tengas ambas partes ligadas por completo, ve uniéndola, poco a poco, con la nata montada. Ayúdate con una espátula de silicona para combinar ambas elaboraciones.

Paso 5:

Vuelca la crema de queso sobre la base de galletas y da unos ligeros golpecitos sobre la mesa para que la mezcla se asiente bien y no queden burbujas.

Paso 6:

Deja reposar la cheesecake de limón en la nevera durante unas 6 horas para que la crema de queso cuaje por completo y coja la consistencia perfecta.

Mientras podrás ir preparando el adorno ideal para que tu cheesecake sea aun más apetecible y profesional.

Presentación:

Con la ayuda de un pelador, retira la piel de dos limones, recuerda que la corteza amarilla es la que interesa, ya que es ahí donde están todos los aceites esenciales y por lo tanto sus aromas y la parte blanca dará amargor que no queremos.  Corta cada una de las lascas de piel en tiras muy finas y ponlas a hervir en agua durante unos 5 minutos. Pasado este tiempo, escúrrelas y aun en caliente, espolvoréalas con bastante azúcar y déjalas secar y enfriar.

Decora tu cheesecake de limón con unas tiras de piel de limón azucaradas.

Sugerencia:

En tu tienda DIA más cercana encontrarás todos los ingredientes para preparar esta deliciosa receta incluidos unos bizcochos DIA que pueden sustituir perfectamente a las galletas para preparar la base de tu cheesecake de limón.

Necesita 6 horas de nevera