Chuletas de cerdo a la milanesa
Receta de: Carnes
Plato: Plato caliente, Segundo plato
Cocina: Para llevar, Tradicional
Chuletas de cerdo a la milanesa
+Fácil
< 20
151-300
Chuletas de cerdo a la milanesa
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Chuletas de cerdo (400 gr)
  • Zumo de limón (2 cucharadas)
  • Huevos (S 1 ud)
  • Pan rallado
  • Queso parmesano
  • Orégano
  • Ajo seco molido
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Chuletas de cerdo (800 gr)
  • Zumo de limón (4 cucharadas)
  • Huevos (M 1 ud)
  • Pan rallado
  • Queso parmesano
  • Orégano
  • Ajo seco molido
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Chuletas de cerdo (1 kg 200 gr)
  • Zumo de limón (6 cucharadas)
  • Huevos (S 2 uds)
  • Pan rallado
  • Queso parmesano
  • Orégano
  • Ajo seco molido
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva vírgen extra
Elaboración

Si el filete empanado sin más aderezos está rico, estas chuletas de cerdo a la milanesa están a otro nivel. Esta forma de freír, cuyos orígenes no están muy claros, aporta aún más jugosidad a las chuletas de cerdo además de enriquecerlas con matices de limón, queso parmesano y orégano. Puedes acompañarlas de una ensalada de hojas verdes, de una ración de patatas fritas… o poner ambas cosas en la mesa y que cada comensal decida si quiere moderación o desenfreno.

Paso 1:

Corta el limón por la mitad y exprímelo. Utiliza el zumo para sazonar las chuletas de cerdo.

Paso 2:

Casca los huevos en una superficie diferente al recipiente en el que los vas a verter. Bátelos con un tenedor hasta que la clara se mezcle con la yema.

Paso 3:

Vierte un poco de pan rallado en un recipiente amplio y hondo. Ralla una cantidad de queso parmesano equivalente a la mitad del pan rallado y échala también en el recipiente. Sazona con ajo en polvo y orégano y mézclalo todo bien.

Paso 4:

Calienta abundante aceite de oliva en una sartén puesta a fuego alto. Cuando alcance una temperatura adecuada (si echas un trozo de pan y empieza a chisporrotear es que está listo), empieza a preparar las chuletas.

Paso 5:

Pon a punto de sal y pimienta la carne con zumo de limón, pásala por el huevo procurando que se impregne bien, rebózala en la mezcla sazonada de pan y queso y, cuando esté perfectamente cubierta, échala a la sartén para que se fría en el aceite caliente. Cuando el rebozado se dore es el momento de sacar las chuletas y dejar que escurran el exceso de aceite sobre papel de cocina.

Presentación:

Sirve tus chuletas de cerdo a la milanesa recién hechas decoradas con algunas hierbas. Acompáñalas con un poco de limón por si algún comensal quiere potenciar el toque cítrico que le has añadido a la carne. También puedes reservarlas para más tarde o para el día siguiente: es un plato que aguanta perfectamente la fiambrera.

Sugerencia:

Para que tus chuletas de cerdo a la milanesa tengan una cobertura de sabor intenso utiliza una bolsa de grana padano rallado de DIA. Además ahorrarás tiempo porque