abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Coliflor gratinada

Receta de: Bebidas y lácteos, Verduras y frutas
Plato: Entrantes, Plato caliente, Primer plato
Cocina: Tradicional
Coliflor gratinada
+Fácil
31-40
151-300
Coliflor gratinada
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Coliflor (1 ud)
  • Cebolla (1 ud)
  • Ajo (2 dientes)
  • Mantequilla (15 gr)
  • Harina (15 gr)
  • Leche (300 ml)
  • Nuez moscada
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Coliflor (2 uds)
  • Cebolla (2 uds)
  • Ajo (4 dientes)
  • Mantequilla (30 gr)
  • Harina (30 gr)
  • Leche (600 ml)
  • Nuez moscada
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Coliflor (3 uds)
  • Cebolla (3 uds)
  • Ajo (6 dientes)
  • Mantequilla (45 gr)
  • Harina (45 gr)
  • Leche (900 ml)
  • Nuez moscada
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Sal
  • Pimienta negra
Elaboración

Esta coliflor gratinada, cremosa y crujiente, es una de las formas más apetitosas de consumir esta inflorescencia. El aporte calórico de la bechamel se contrarresta con la gran cantidad de agua, fibra y antioxidantes que aporta la coliflor, de modo que resulta un plato que llena el estómago pero sin resultar pesado.

Paso 1:

Retira las hojas de la coliflor, córtala por la mitad para que te resulte más manejable y separa los arbolitos con ayuda de un cuchillo.

Paso 2:

Pon una cacerola al fuego con agua abundante, un chorro de leche y un puñado de sal. Espera a que alcance el punto de ebullición y, cuando rompa a hervir, echa los trozos de coliflor. Deja cocer hasta que puedas atravesar los tallos con un cuchillo fino, aproximadamente 15 minutos. Escurre la coliflor y resérvala.

Paso 3:

Vierte la leche en un cuenco, sazónala con la nuez moscada y ponla al fuego para que se caliente.

Paso 4:

Precalienta el horno a 200°C para que esté listo cuando haya que meter la coliflor.

Paso 5:

Pela los ajos y pícalos en brunoise, es decir, en cubitos pequeños.

Paso 6:

Pela la cebolla, pártela por la mitad, apoya la parte plana en la tabla de cocinar y córtala también en brunoise lo más finamente posible.

Paso 7:

Pon una olla o sartén de paredes altas al fuego con la mantequilla y un chorrito de aceite de oliva. Cuando la mantequilla se derrita, agrega los ajos y la cebolla picados y saltéalos hasta que la cebolla se ponga transparente.

Paso 8:

Añade entonces la harina y remueve constantemente hasta que se almalgame y forme un roux, que es la base de mantequilla y harina tostadas para la bechamel. No dejes que se dore demasiado puesto que la salsa bechamel es de color blanco.

Paso 9:

Vierte muy poco a poco la leche tibia sobre el roux sin dejar de remover con unas varillas para evitar los posibles grumos. Cuanto más remuevas más fina y cremosa resultará la salsa bechamel. Deja que espese unos minutos, ponla a punto de sal y pimienta y retírala del fuego.

Paso 10:

Dispón la coliflor en una fuente adecuada para horno y cúbrela con la bechamel. Hornéala hasta que la superficie empiece a gratinarse y a dorarse. Sácala cuando alcance el punto que más te guste.

Presentación:

Sirve tu coliflor gratinada en una fuente que la ayude a conservar el calor. ¡Lista para hincarle el diente!

Sugerencia:

Si no tienes tiempo para preparar una bechamel completa para esta coliflor gratinada, recurre a los paquetes de salsa bechamel de DIA. Abrir, verter sobre los ajos, calentar un minuto y listo. Más fácil, imposible.