Cómo conservar limones
Receta de: Bebidas y lácteos, Verduras y frutas
Plato:
Cocina: Tradicional
Cómo conservar limones
Fácil
20-30
Cómo conservar limones
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración
Hay veces que quieres echar mano a algo, y cuando lo vas a hacer, te das cuenta que no los tienes. Eso me ha pasado a mi muchas veces con los limones. Si te ha pasado también alguna vez, aquí te dejo una receta que nos dice cómo conservar limones y que estos mantengan todo su sabor. Es muy fácil de hacer, y creedme si os digo que merece la pena. Preparar los limones uno a uno para conservarlos de la siguiente manera. Tenemos que cortar el tallo que sobresale de los limones, y cortar un poco de la punta de cada limón. Ahora cortaremos los limones como si fueran a cortarse por la mitad, partiendo de la punta, pero sin terminar de cortarlos del todo, manteniendo el limón unido en la base. Hacemos sucesivos cortes de una manera similar, por lo que ahora el limón parecerá que esta troceado en cuartos, pero sin embargo está unido en la base. Vamos abriendo los limones por os cortes y espolvoreamos la sal generosamente en todo el interior y exterior de los limones. Preparamos el frasco en el que vamos a conservar los limones poniendo en su base sal y llenándolo de aceite de oliva virgen. Envasamos los limones en el frasco, aplastándolos hacia abajo, de tal manera que el jugo que se extrae de los limones se eleve hacia la parte superior del frasco. Llenamos del todo el frasco con los limones, asegurarse de que la parte superior se cubre con zumo de limón. Añadir más zumo de limón fresco si es necesario. Cubrir con un par de cucharadas de sal. Echamos la canela en rama, las pimientas y la hoja de laurel. Nos aseguramos de sellar bien el frasco cuando lo cerremos y hay que dejarlo reposar a temperatura ambiente durante un par de días. Giraremos el frasco boca abajo de vez en cuando para que se mezclen los sabores. Lo metemos en la nevera o lo ponemos en un sitio fresco durante unas tres semanas antes de consumirlo. Sigue repitiendo la operación de girar el frasco durante este tiempo. Pasadas ese tiempo ya los podemos consumir, u nos aguantarán perfectamente unos 6 meses así guardados en la nevera.