Compota de albaricoques
Receta de: Verduras y frutas, Postres y dulces
Plato: Postre
Cocina: Tradicional
Compota de albaricoques
+Fácil
< 20
Compota de albaricoques
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración
Qué buena está la fruta ¿verdad? A mí me encanta comerla directamente del árbol o de la planta y por suerte de mucha de ella puedo disfrutar ya que mis padres tienen algunos frutales y plantas que todos los años nos dan este placer. Un árbol que tiene muchos años y que da montones de albaricoques y que por mucho que comemos y regalamos, todos los años algunas se caen o se pudren. Para poder aprovechar la mayoría de ellas, elaboro compota de albaricoques que está muy rica. Os cuento como la preparo y si, al igual que yo, tenéis alguna fruta u os regalan muchas frutas, no dudéis en elaborarla porque dura muchísimo. Lo primero que haremos será lavar los albaricoques, se pueden pelar, yo las he cocido sin pelar y he comido la piel. Después vamos a cortarlas en trozos que no sean demasiado pequeños. A continuación cubriremos con agua pero no demasiada, solo la justa. Seguidamente agregaremos la astilla de canela, los clavos de olor y la piel de naranja, lavada y cortada retirando la parte blanca. Luego vamos a poner el azúcar y coceremos todo durante unos 15 minutos desde el momento que empiece a hervir (los albaricoques no deben de estar maduras porque se desharían). Si vemos que están cocidos antes, la retiraremos del fuego y las sacaremos del caldo de cocción para pararla. ¡La compota de albaricoques ya está lista! Se puede enfriar y comer enseguida, se puede conservar en botes en la nevera con el caldo de cocción unos días y se pueden envasar al baño maría y dura unos meses, vosotros elegís que hacer con ella. Si hacéis los trozos más pequeños, usarla como si fuera una mermelada, poniéndola sobre tostadas o pasteles. ¡Está riquísima!