Conejo asado con repollo
Receta de: Carnes
Plato: Plato caliente, Segundo plato
Cocina: Ligera, Moderna
Conejo asado con repollo
Fácil
41-50
0-150
Conejo asado con repollo
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Conejo (medio)
  • Ajo (3 dientes)
  • Tomillo (media cucharilla)
  • Romero (media cucharilla)
  • Repollo o col verde (un trozo)
  • Zanahoria (1 ud.)
  • Cebolla (un trozo)
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Vino blanco (125 ml.)
  • Conejo (1 ud.)
  • Ajo (6 dientes)
  • Tomillo (1 cucharilla)
  • Romero (1 cucharilla)
  • Repollo o col verde (un cuarto)
  • Zanahoria (una y media)
  • Cebolla (media)
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Vino blanco (250 ml.)
  • Conejo (uno y medio)
  • Ajo (9 dientes)
  • Tomillo (1 cucharilla colmada)
  • Romero (1 cucharilla colmada)
  • Repollo o col verde (medio)
  • Zanahoria (2 uds.)
  • Cebolla (1 ud.)
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Vino blanco (375 ml.)
Elaboración

Atención a esta receta tan sencilla, que te sacará de más de un apuro en esos días en que estás falto de ideas, no sabes qué preparar de cena, pero te apetece algo rico. Este conejo asado con repollo es una receta de lo más sabrosa además de sana y saludable. Es además una forma diferente de preparar este producto, cuya carne es baja en calorías y económica. ¿Qué más se puede pedir?

conejo asado con repollo

Paso 1:

En primer lugar, vamos a preparar el conejo. Si lo has comprado entero, tendrás que partirlo en trozos. Parece un engorro, pero en realidad es mucho más sencillo: solo tendrás que tantear un poco el conejo con las manos, los huesos de las patas y la columna para saber hasta dónde llegar antes de meter el cuchillo. Después, ve separando primero las patas delanteras, luego las traseras, siempre cortando en las juntas, por el cartílago. Saca después los solomillos y, finalmente, parte las costillas en trozos.

De todas formas, si quieres ahorrarte este paso, siempre podrás comprar ya troceado el conejo o pedir a tu carnicero que lo haga.

Paso 2:

Salpimienta los trozos de conejo. Pela los ajos, retírales el germen y Machácalos en el mortero con una pizca de sal. Pica ligeramente el tomillo y el romero y añádelo al mortero. Sigue machacando hasta obtener una especie de pasta.

Paso 3:

Salpimienta los trozos de conejo y úntalos con la pasta de ajo y hierbas aromáticas. Y déjalo macerar en un bol mientras sigues preparando el resto de ingredientes.

Paso 4:

Pela la cebolla -o cebolleta si lo prefieres- y pícala menuda. Pela la zanahoria y pícala también menuda. Finalmente, pica el repollo. Mezcla bien las tres verduras.

Paso 5:

Precalienta el horno a 180°C.

Paso 6:

En una fuente apta para horno, coloca una cama con las verduras. Añade un poco de sal y pimienta negra al gusto y riega con un buen chorro de aceite de aceite de oliva virgen. Dispón por encima los trozos de conejo.

Paso 7:

Riega tu conejo asado con repollo con el vino blanco para que la carne del conejo no se seque durante su cocción, y mete la fuente en el horno, que ya estará caliente.

Paso 8:

Hornea durante 40 minutos en total. A mitad de tiempo, da la vuelta a los trozos de conejo y mójalos con la salsa del fondo de la fuente. Si fuera necesario, puedes añadir un poco más de vino. En los últimos 10 minutos de cocción, enciende el grill para que tu conejo asado con repollo se tueste por encima, adquiriendo un bonito color dorado.

Presentación:

Sirve tu conejo asado con repollo inmediatamente, mientras aún está bien calentito.

Sugerencia:

Para hacer este conejo asado con repollo, acércate a tu tienda DIA más cercana, donde podrás comprar la carne de conejo ya preparada, y además seleccionar tú mismo las verduras frescas con las que lo vas a acompañar.