Cordero al curry
Receta de: Carnes
Plato:
Cocina:
Cordero al curry
+Fácil
50 >
€€
Cordero al curry
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración
La gastronomía internacional cada vez se está abriendo mas hueco en nuestros productos y comidas. Las que más repercusión tienen son la china, japonesa o mexicana; pero de un tiempo a esta parte, la comida árabe también está teniendo mucho auge. La receta que os voy a contar tiene que ver mucho con la cocina árabe que si se destaca por algo es por los sabores fuertes, las especies y una de sus principales carnes, el cordero. Os voy a contar como preparar un rico cordero al curry Empezaremos este plato pelando las cebollas y cortándolas en rodajas finas en forma de media luna. Calentaremos una sartén grande (con tapa) y sofreiremos el cordero con las cebollas, el ajo picado, el jengibre, el pimentón, la cúrcuma y el comino. Cuando esté la carne sofrita, añadiremos las almendras, el zumo de limón, la sal y la pimienta y una taza de agua caliente, se tapa, se baja el fuego y se deja durante una hora a fuego muy lento. En un vaso pondremos el cilantro y la menta picada con el yogur y la nata. La pasaremos por la licuadora o batidora hasta obtener una salsa. A continuación añadiremos la garam masala (mezcla de especias: canela, clavo, nuez moscada, pimienta negra y cardamomo) a la salsa. A la hora, destaparemos el cordero y subiremos el fuego para reducir el caldo. Una vez reducido el caldo, retiraremos la sartén del fuego y deja unos 5 minutos para que se enfríe un poco. Luego añadiremos poco a poco la salsa de yogur, removiendo todo el tiempo. Cuando se haya mezclado bien, pondremos de nuevo a fuego lento, y volveremos a calentar, poco a poco para que no se corte la nata. Añadiremos sal a gusto. Y así se prepara un rico plato de cordero al curry. CONSEJOS: -Se sirve con arroz blanco o arroz pilaf. -Se puede variar las especias según las que tengamos a mano y según el gusto. -Se conserva muy bien, o en la nevera o en el congelador. De hecho el día siguiente tiene más sabor, así que se puede hacer con uno o dos días de antelación sin problemas y, si sobra, se puede congelar. -Le acompaña muy bien un chutney como chutney de mango u otro tipo. -Otro acompañante muy acertado son dos platos indios muy fáciles: coco rallado con pasas y platano cortado en daditos bañados en zumo de limón