Costillas de cerdo guisadas
Receta de: Carnes
Plato: Plato caliente, Segundo plato, Plato único
Cocina: Tradicional
Costillas de cerdo guisadas
+Fácil
Costillas de cerdo guisadas
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración
Para hacer estas costillas de cerdo guisadas no es necesario ni tantos ingredientes ni ser un experto, ya que son bastante sencillitas y tienen un sabor exquisito. Le pedimos al carnicero, por cortesía, que nos corte las costillas como queramos para no liar un desastre en casa. Una vez hecho esto, las lavamos y las dejamos escurrir bien en el escurridor. Mientras tanto, vamos poniendo una cacerola con agua a hervir, y escaldamos los tomates para poder pelarlos más cómodamente. Una vez listos, les quitamos la piel y lo picamos muy finitos, al igual que la cebolla. Con estos dos ingredientes hacemos un sofrito en una sartén con un poquito de aceite bien caliente y sal al gusto, de forma que termine quedando una especie de salsa de tomate. Echamos un poco de pimentón y sal a las costillas, y la cubrimos con el sofrito que hemos hecho. Entonces, las dejamos macerar durante una hora para que cojan bien el sabor. Pasada la hora, ponemos las costillas de cerdo en una olla con la maceración y la cubrimos de agua. Las dejamos guisándose hasta que estén blandas y hechas al gusto.