Crema de lentejas al curry
Receta de: Legumbres
Plato: Primer plato
Cocina: Moderna
Crema de lentejas al curry
Fácil
20-30
151-300
€€
Crema de lentejas al curry
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración
Si estas harto de comer las lentejas siempre de la misma manera, aquí te traigo una receta de crema de lentejas al curry que es todo una novedad, ya que trae sabores muy diferentes de los que estamos acostumbrados, pero que si eres un amante de lo exótico, como yo, son absolutamente deliciosos. Te animo a que lo hagas, y ya verás cómo disfrutáis de ella. Ponemos las lentejas en un colador y las lavamos al chorro de agua, para quitarles todos los conservantes químicos que puedan llevar. Les escurrimos bien y las echamos en el vaso de la batidora., donde añadimos3/4 partes del caldo elegido y lo trituramos bien, hasta conseguir un puré bien fino y nada espeso. Lo vertemos en una ollita y se pone a fuego medio. Añadimos a la crema el curry y se remueve bien, para que se mezcle bien y se disuelve el curry. Lo dejamos como 1/2 hora. A fuego lento y lo probamos, ya que es al cabo de un rato cuando realmente se aprecia el sabor del curry. Cuando creamos que ya está en su punto de sabor, lo retiramos del fuego y lo reservamos. Ahora cogemos las lonchas de jamón serrano y las ponemos sobre papel vegetal y las llevamos al horno a temperatura alta. Cuando veamos que las lonchas de jamón se han secado completamente las sacamos del horno y las triturando, quedando así un polvo de jamón serrano delicioso que espolvorearemos sobre la crema de lentejas a la hora de servir. Por ultimo ya solo nos queda servir la crema de lentejas al curry en boles individuales y muy calientes, con unas virutas de jamón por encima de cada bol. CONSEJOS: La textura de la crema debe ser bastante líquida, para que sea más ligera. Si la hace espesa, no conseguirá el mismo resultado y le saldrá muy pesada. Puedes decorar la taza con perejil o cualquier otra cosa que se te ocurra. Si la quiere convertir en una crema con un toque especial, échele poco curry. La cantidad del curry va a gusto del consumidor.