Crema de puerro y garbanzos
Receta de: Cremas y sopas
Plato: Plato caliente, Primer plato
Cocina: Tradicional
Crema de puerro y garbanzos
Fácil
20-30
151-300
Crema de puerro y garbanzos
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Puerro (1 ud.)
  • Garbanzos (200 gr, ya cocidos)
  • Caldo de cocido (500 ml.)
  • Nata para cocinar (75 ml.)
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Nuez moscada
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Puerro (2 ud)
  • Garbanzos (400 gr, ya cocidos)
  • Caldo de cocido (1 litro)
  • Nata para cocinar (150 ml.)
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Nuez moscada
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Puerro (3 uds.)
  • Garbanzos (600 gr. ya cocidos)
  • Caldo de cocido (1.500 ml.)
  • Nata para cocinar (225 ml.)
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Nuez moscada
  • Aceite de oliva vírgen extra
Elaboración

Una receta sencilla pero sabrosa… y que esconde un plato mucho más completo de lo que parecería. Esta crema de puerro y garbanzos, además, es ideal para aprovechar restos del cocido… si usas el caldo del cocido y los garbanzos que te hayan sobrado, tendrás un plato riquísimo.

Paso 1:

Lo primero que vamos a hacer, para elaborar esta crema de puerro y garbanzos es limpiar los puerros. Para ello, retira con la ayuda del cuchillo las raíces y el otro extremo con con las hojas más verdes y duras. Retira también las hojas exteriores.

Una vez que tengas el puerro limpito, el corazón más blanquito, pártelo en aritos finos.

Paso 2: 

Acerca una olla o cacerola al fuego con un hilito de aceite de oliva virgen extra. Cuando tenga temperatura incorpora el puerro y deja pochar a fuego muy suave, durante 5 o 7 minutos.

Paso 3:

Incorpora los garbanzos cocidos a la olla y saltea durante unos minutos. Pon a punto de sal y pimienta negra recién molida.

Paso 4:

Añade el caldo a la olla y sube el fuego. En cuanto comience a hervir, baja el fuego y deja cocer despacito. Deja cocer durante 25 o 30 minutos.

Paso 5:

Tritura tu crema de puerro y garbanzos y, después, pásalo por el chino para que quede fina y sin grumos ni pielecillas de los garbanzos.

Paso 6:

Vuelve a poner la crema de puerro y garbanzos en la olla. Incorpora la nata para cocinar y vuelve a llevar a ebullición. Prueba para rectificar de sal o pimienta si fuera necesario y añade una pizca de nuez moscada.

Presentación:

Sirve tu crema de puerro y garbanzos recién hecha, bien calentita. Acompaña con unos crutones de pan bien crujientes, o con unos taquitos de jamón, si lo prefieres. Y si te gustan los contrastes atrevidos, sirve tu crema con unos arándanos partidos por la mitad por encima y un chorrito de aceite de oliva virgen extra. ¡A disfrutar!.

Sugerencia:

A la hora de hacer esta crema de puerro y garbanzos, no dudes en emplear los caldos de la marca DIA. Cómodos de usar, en brick, y de lo más sabrosos. Puedes optar por el caldo de pollo si prefieres una crema de sabor más suave, o por el caldo de cocido, si prefieres una crema con más personalidad.