Crema de queso azul e hinojo
Receta de: Cremas y sopas
Plato: Entrantes, Plato caliente, Plato frío, Primer plato
Cocina: Ligera, Moderna, Ocasiones especiales
Crema de queso azul e hinojo
Fácil
31-40
151-300
Crema de queso azul e hinojo
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Hinojo (medio bulbo)
  • Puerro (medio)
  • Patatas (1 mediana)
  • Cúrcuma (media cucharita)
  • Jengibre fresco (1 trozo de medio centímetro)
  • Queso azul (25 gr. )
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Hinojo (1 bulbo)
  • Puerro (1)
  • Patatas (2 medianas)
  • Cúrcuma (1 cucharita)
  • Jengibre fresco (1 trozo de 1 centímetro)
  • Queso azul (50 gr. )
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Hinojo (1 bulbo grande)
  • Puerro (1 grande o 2 pequeños)
  • Patatas (3 medianas)
  • Cúrcuma (1 y media)
  • Jengibre fresco (1 trozo de 1 centímetro y medio)
  • Queso azul (75 gr. )
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva vírgen extra
Elaboración

La suavidad de las verduras junto al aroma tan característico del queso azul. Esa es la combinación que hemos buscado con esta crema de hinojo. Además de deliciosa y sencilla, es muy sana. Descubre las propiedades de esta planta e introdúcela en tu dieta. ¡Esta crema de queso azul e hinojo te irá fenomenal!

Paso 1:

Limpia bien el hinojo y córtalo en trozos del tamaño de un dado. Haz lo mismo con el puerro, pero corta la parte blanca en rodajas gruesas y la parte verde resérvala para la guarnición.

Paso 2:

En una cazuela, calienta un poco de aceite y sofríe ligeramente el puerro y el hinojo. Pela las patatas y trocéalas en dados antes de echarlas a la cazuela. Dale un par de vueltas con el resto del sofrito y cubre con agua para que cueza, añadiendo un poco de sal. Otra opción es usar caldo de verduras, en lugar de agua, y aportar así más sabor a la crema.

Paso 3:

Deja cocer a fuego suave durante unos 20 minutos, hasta que el hinojo y las patatas estén tiernos. Un poco antes del final de la cocción agrega la cúrcuma y el jengibre.

Paso 4:

Una vez cocido, retira un poco del agua de la cocción para después poder graduar la densidad de la crema a tu gusto (si prefieres que te quede más líquida, o con más consistencia…). Añade un trocito de queso azul (es mejor poner poco al principio e irle añadiendo más si lo necesita) y bate todo en la misma cazuela con una batidora de mano. Es conveniente irlo probando para ajustar la cantidad de queso a nuestro gusto. Ajusta también la cantidad de líquido añadiendo más agua de cocción si lo necesita. Si quieres que la crema quede bien lisa y suave, pásala por un chino o colador para quitar los grumos.

Paso 5:

Para la guarnición, corta la parte verde del puerro que habíamos reservado en tiritas finas. Pon aceite a calentar en una sartén y cuando esté caliente echa el puerro. Fríelo durante unos segundos, hasta que empiece a dorarse y escúrrelo en un plato con un papel de cocina para retirar el exceso de aceite.

Presentación:

Sirve la crema de queso azul e hinojo caliente o templada si es un día caluroso. Lo ideal es que la presentes en unos cuencos individuales con un puñadito del puerro frito encima. Así tendrás diferentes texturas en cada cucharada.

Sugerencia:

Cuando se usan aceites de mala calidad en las cremas y sopas, suelen quedar muy grasientas, y eso hay que evitarlo a toda costa. Sobre todo cuando buscamos una opción sana. Por eso queremos que pruebes el aceite de oliva virgen extra de marca DIA que sigue los procesos de elaboración más exhaustivos del mercado. Y como siempre, a muy buen precio.

¡Pon hinojo en tu vida!

Esta planta es una fuente de fibra estupenda y que ayuda además en los procesos digestivos, evitando la sensación de hinchazón y la retención de líquidos. Desde que se han descubierto sus propiedades son muchos los chefs que ya lo han incorporado a su cocina, y lo podrás encontrar a menudo en ensaladas y en formato líquido, ¿qué tal un té de hinojo?