Crema fácil de marisco
Receta de: Cremas y sopas
Plato: Entrantes, Plato caliente, Primer plato
Cocina: Ocasiones especiales, Tradicional
Crema fácil de marisco
Fácil
31-40
301-500
€€
Crema fácil de marisco
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Langostinos (congelados 300 gr)
  • Cebolla morada (1 ud)
  • Puerro (1/2 ud)
  • Zanahoria (2 uds)
  • Ajo (1 diente)
  • Caldo de pescado (750 ml)
  • Brandy (125 ml)
  • Aceite de oliva vírgen extra (75 ml)
  • Pimentón dulce (1/2 cucharadita)
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Perejil fresco
  • Pan tostado (2 rebanadas)
  • Langostinos (congelados 600 gr)
  • Cebolla morada (2 uds)
  • Puerro (1 ud)
  • Zanahoria (4 uds)
  • Ajo (2 dientes)
  • Caldo de pescado (1 l 500 ml)
  • Brandy (250 ml)
  • Aceite de oliva vírgen extra (150 ml)
  • Pimentón dulce (1 cucharadita)
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Perejil fresco
  • Pan tostado (4 rebanadas)
  • Langostinos (congelados 900 gr)
  • Cebolla morada (3 uds)
  • Puerro (1 y 1/2 ud)
  • Zanahoria (6 uds)
  • Ajo (3 dientes)
  • Caldo de pescado (2 l 250 ml)
  • Brandy (375 ml)
  • Aceite de oliva vírgen extra (225 ml)
  • Pimentón dulce (1 y 1/2 cucharaditas)
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Perejil fresco
  • Pan tostado (6 rebanadas)
Elaboración

Esta crema fácil de marisco está hecha a base de langostinos, ya que aporta todo el sabor del marisco a un precio más económico. No hay mejor forma de empezar una comida de Navidad que con este plato caliente, sabroso ¡y sencillísimo de hacer! Cosas que son muy de agradecer en estas fechas de trasiego.

Paso 1:

La noche anterior pon a descongelar los langostinos en la nevera. Al día siguiente, cuando estén perfectamente descongelados, quítales la cabeza y pélalos. Reserva tanto las cabezas como las cáscaras. Una vez pelados, ayúdate de una puntilla para retirar el intestino del langostino, que no es otra cosa que ese cordoncillo negro que les recorre el lomo. Haz una incisión (pequeña) a lo largo de todo el lomo con la puntilla y retira la tripa con los dedos o con la propia punta del cuchillo.

Paso 2:

Echa las cáscaras y las cabezas de los langostinos en una sartén con dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra y pon la sartén al fuego. Cuando haya alcanzado una temperatura elevada y los restos hayan cambiado de color, agrega el brandy y préndele fuego para flambear las cáscaras (ten mucho cuidado al llevar a cabo este paso). Remueve hasta que la llama se consuma.

Paso 3:

Pela las cebollas, córtalas en juliana y échalas en una cazuela con un dedo de aceite de oliva virgen extra. Dóralas a fuego bajo durante 5 minutos. 

Paso 4:

Pela las zanahorias y el ajo y pícalos junto al puerro. Cuando hayan transcurrido los 5 minutos desde que pusiste a rehogar la cebolla, añádelos a la sartén y sofríe hasta que las verduras se pongan tiernas.

Paso 5:

Agrega el caldo de pescado a la cazuela y, a continuación, añade las cáscaras flambeadas de langostino. Pon a punto de sal y pimienta y deja cocer a fuego no muy alto durante media hora. Transcurrido ese tiempo, tritura con una batidora y cuela el caldo para obtener una textura fina.

Paso 6:

Pon las tostadas de pan troceadas con el pimentón y un poco de aceite en una sartén. Con cuidado de que el pimentón no se queme, añade el caldo que acabas de cocinar y deja cocer alrededor de 15 minutos. Retira del fuego y tritura con una batidora. Si la textura queda demasiado gruesa, cuélala.

Paso 7:

Pon una sartén con un poco de aceite al fuego y añade los langostinos limpios. Dóralos por ambos lados.

Presentación:

Sirve la crema fácil de marisco en un plato hondo y decora con los langostinos recién doraditos. Espolvorea perejil fresco al gusto para dar una nota de frescor y color.

Sugerencia:

Si quieres conseguir una crema fácil de marisco aún más sabrosa, añade nécoras DÍA al caldo: le proporcionarán un extra de sabor intensamente marino.