abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Crepes con queso fresco, fresas y pasas

Receta de: Panes y masas, Postres y dulces, Verduras y frutas
Plato: Aperitivos y tapas, Entrantes, Plato frío, Postre
Cocina: Ligera, Moderna, Ocasiones especiales, Para niños
Crepes con queso fresco, fresas y pasas
Fácil
< 20
0-150
Crepes con queso fresco, fresas y pasas
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Harina (65 gr.)
  • Huevos (1 ud.)
  • Leche (125 gr.)
  • Azúcar (5 gr.)
  • Mantequilla (30 gr.)
  • Sal (una pizca)
  • Fresas (100 gr.)
  • Uvas pasas (30 gr.)
  • Miel (al gusto)
  • Harina (125 gr.)
  • Huevos (2 uds.)
  • Leche (250 gr.)
  • Azúcar (10 gr.)
  • Mantequilla (60 gr.)
  • Sal (una pizca)
  • Fresas (200 gr.)
  • Uvas pasas (60 gr.)
  • Miel (al gusto)
  • Harina (250 gr.)
  • Huevos (3 uds.)
  • Leche (375 gr.)
  • Azúcar (15 gr.)
  • Mantequilla (90 gr.)
  • Sal (una pizca)
  • Fresas (300 gr.)
  • Uvas pasas (90 gr.)
  • Miel (al gusto)
Elaboración

Estos crepes con queso fresco, fresas y pasas son perfectos para un desayuno y así empezar el día con energía, para la nutritiva merienda de los más pequeños, un postre perfecto o incluso una cena ligera. Como ves tienen una versatilidad que hará que incorpores los crepes con queso fresco, fresas y pasas a tu recetario de inmediato. Además si no tienes alguno de los ingredientes del relleno puedes sustituirlos por lo que más te guste o tengas  a mano en la despensa.

Paso 1:

Lo primero que debes hacer es derretir la mantequilla en el microondas o bien en un cazo al fuego si dejar que se queme.

Paso 2:

Pon juntos la harina, los huevos, la leche, la mantequilla, el azúcar y la sal en un bol amplio y tritúralo todo junto con la batidora de mano hasta obtener una crema homogénea.

Paso 3:

Para hacer las crepes, necesitarás una sartén amplia, plana y, lo más importante, antiadherente. Úntala con un poquito de aceite de girasol con la ayuda de un pincel o de papel de cocina impregnado en aceite de girasol, y ponla al fuego, a máxima potencia. Cuando esté bien caliente, añade un cazo de masa para crepes y mueve la sartén rápidamente para que la masa se extienda por toda la superficie, dando lugar a una fina capa de crepe.

Cuando empiecen a salir pompitas dale la vuelta, espera a que se cuaje también por el otro lado y retírala de la sarten y reserva en un plato. Repite esta operación hasta terminar con toda la masa. Si te sobra masa o no quieres hacer muchas crepes puedes guardar l amasa en la nevera y utilizarla el día siguiente.

Paso 4:

Una vez que tengas todas las crepes listas llega el momento de rellenarlas. Unta cada crepe como queso fresco y añade unas fresas cortadas en trocitos y un puñado de pasas al gusto. Hay personas que no son muy fan de las pasas por lo que si prefieres puedes sustituirlas por unas nueces o unas avellanas. Le darán un toque crujiente a la crepe.

Presentación:

Sirve los crepes con queso fresco, fresas y pasas en platos individuales y rocíalos con un poco de miel. Y a disfrutar de esta sencilla y sana receta.

Sugerencia:

Si no tienes queso fresco a mano puedes sustituirlo perfectamente por queso de untar DIA, verás que el resultado es aún más cremoso.