Croquetas de langostinos
Receta de: Pescados y mariscos
Plato: Aperitivos y tapas, Entrantes, Plato caliente, Primer plato
Cocina: Para llevar, Para niños, Tradicional
Croquetas de langostinos
Fácil
50 >
301-500
€€
Croquetas de langostinos
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Langostinos (125 gr. )
  • Leche (215 ml. )
  • Harina (2 cucharadas)
  • Ajo (1 diente)
  • Nuez moscada (una pizca)
  • Pan rallado (para empanar)
  • Huevos (1, para empanar)
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Langostinos (250 gr. )
  • Leche (425 ml. )
  • Harina (4 cucharadas)
  • Ajo (2 dientes)
  • Nuez moscada (una pizca)
  • Pan rallado (para empanar)
  • Huevos (1, para empanar)
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Langostinos (375 gr. )
  • Leche (640 ml. )
  • Harina (6 cucharadas)
  • Ajo (3 dientes)
  • Nuez moscada (una pizca)
  • Pan rallado (para empanar)
  • Huevos (1, para empanar)
  • Aceite de oliva
  • Sal
Elaboración

Las croquetas no son solo de jamón o de cocido. Cada vez más, encontramos cientos de sabores e incluso restaurantes especializados solo en ellas, y las hay incluso dulces (de tiramisú, de mojito…). La receta de hoy es sencilla y muy fácil. Hemos optado por un delicioso marisco. Necesitarás solo unos buenos langostinos y un poquito de previsión: recuerda que la masa debe estar muy fría antes de dar forma a tus croquetas. Así que mucho mejor si las preparas la noche de antes.

Paso 1:

Pela los langostinos y reserva las cabezas y las cáscaras ¡En cocina se puede aprovechar todo! Y lo que debes hacer es un fumet o caldo de pescado poniendo a cocer las cabezas y cáscaras en la leche. Hazlo en un cazo a fuego medio. Con ello, vamos a conseguir que la leche coja aroma y que las croquetas queden mucho más deliciosas.

Paso 2:

Por otro lado, en una sartén pon un chorrito de aceite y dora los ajos finamente picados en el aceite bien caliente. Pica también los langostinos y añádelos enseguida. Una vez estén cocidos, retira los ajitos y los langostinos y resérvalos. En la misma sartén incorpora la harina y cocina durante un par de minutos a fuego no demasiado fuerte. Entonces añade la leche (que ya habrá cogido aroma…) y mantén a fuego suave. ¡Entonces llega el momento de hacer ejercicio! No dejes de remover hasta que esté hecha la bechamel, unos 15 minutos aproximadamente. Pero tranquilo, ¡hazlo suavemente!

Paso 3:

Añade sal y una pizca de nuez moscada para dar más sabor. Prueba un poquito para conseguir el sabor que deseas. En el último momento, cuando la bechamel ya esté prácticamente lista, agrega los langostinos y ajos que tenías reservados. Mueve bien para que se integren todos los ingredientes y pon la bechamel en una fuente grande para que enfríe.

Paso 4:

Para hacer las croquetas, la bechamel debe estar completamente fría (de lo contrario puede ser un desastre…). No tendrá consistencia y las posibilidades de que acabes quemándote… son altas. Pero cuando esté fría la podrás manipular y hacer bolitas o darle forma a tu gusto. Echa pan rallado en un platito hondo y huevo batido en otro. Lo suficiente como para rebozar las croquetas. Pasa cada bola por el pan, después por el huevo y por último de nuevo por el pan. Cuando tengas tus croquetas listas, fríelas en aceite abundante y caliente.

Presentación:

¿Tienes en casa algunos platos de pizarra? Se han puesto muy de moda en los restaurantes y las verdad es que cualquier aperitivo queda muy bien sobre estos platos para una buena presentación. SI tienes a mano, serán la opción perfecta para presentarlas. Y en todo cado, el toque verde de alguna hierba aromática es perfecto.