Cuajada de bacalao con piquillos y nori crujiente
Receta de: Pescados y mariscos
Plato: Aperitivos y tapas, Entrantes, Plato frío, Primer plato
Cocina: Moderna, Ocasiones especiales
Cuajada de bacalao con piquillos y nori crujiente
Media
31-40
151-300
€€
Cuajada de bacalao con piquillos y nori crujiente
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Leche (375 ml)
  • Bacalao (con piel 175 gr)
  • Gelatina (cola de pescado 1 lámina)
  • Pimientos del piquillo (55 gr)
  • Alga nori (1 lámina)
  • Aceite de girasol
  • Sal en escamas
  • Leche (750 ml)
  • Bacalao (con piel 350 gr)
  • Gelatina (cola de pescado 2 láminas)
  • Pimientos del piquillo (110 gr)
  • Alga nori (2 láminas)
  • Aceite de girasol
  • Sal en escamas
  • Leche (1 l 125 ml)
  • Bacalao (con piel 525 gr)
  • Gelatina (cola de pescado 3 láminas)
  • Pimientos del piquillo (165 gr)
  • Alga nori (3 láminas)
  • Aceite de girasol
  • Sal en escamas
Elaboración

Esta cuajada de bacalao con piquillos y nori crujiente es un entrante que resulta muy sofisticado y original pero que, en realidad, no requiere de mucho trabajo para su elaboración. Además, no sólo es vistoso y sorprendente sino que, además, ¡está buenísimo!

Paso 1:

Mete el bacalao con su piel en un cazo, vierte la leche por encima y pon el cazo a fuego medio alto. Cuando la leche empiece a hervir, retira el cazo del fuego, tápalo y deja que infusione durante 1 hora. 

Paso 2:

Transcurrido ese tiempo, cuela la leche y separa la piel de la carne del bacalao. Vuelve a echar la carne en la leche y tritúralo todo con una batidora hasta obtener una crema homogénea. Seca las pieles con un poco de papel de cocina y resérvalas.

Paso 3:

Pon a calentar de nuevo la mezcla de leche y bacalao. Por otra parte, hidrata las hojas de gelatina en un recipiente lleno de agua con hielo 5 minutos antes de utilizarlas. Cuando la leche empiece a hervir de nuevo, retírala del fuego. Escurre la gelatina apretándola fuertemente con el puño, añádela a la crema de leche y bacalao y remueve muy bien. 

Paso 4:

Con cierta rapidez, para que no empiece a cuajarse, vierte la mezcla de bacalao, leche y gelatina en los recipientes en los que vayas a servir la cuajada de bacalao con piquillo y nori crujiente y ponlos a enfriar dentro de la nevera.

Paso 5:

Cuando la cuajada de bacalao ya haya adquirido su textura final, escurre los pimientos del piquillo del bote y córtalos en tiras finas.

Paso 7:

Pon a calentar abundante aceite de girasol o de oliva suave en una sartén. Cuando haya alcanzado una temperatura elevada, echa las pieles de bacalao y fríelas hasta que estén doradas y crujientes. Sácalas de la sartén con una espumadera y escurre el aceite sobrante sobre papel de cocina.

Paso 8:

Tras cortarla en tiras, fríe también el alga nori siguiendo el mismo proceso: esperando a que se dore y escurriendo igualmente sobre papel de cocina para eliminar el exceso de grasa.

Presentación:

Desmolda la cuajada cuando esté fría sobre un lecho de tiras de pimiento del piquillo. Decora con las pieles de bacalao y el alga nori fritas y remata espolvoreando un poco de sal en escamas por encima. ¡Ya está lista tu cuajada de bacalao con piquillos y nori crujiente!

Sugerencia:

Los pimientos del piquillo enteros de DIA constituirán una base excepcional para esta receta de cuajada de bacalao con piquillos y nori crujiente.