Dip de guacamole
Receta de: Verduras y frutas
Plato: Aperitivos y tapas
Cocina: Internacional
Dip de guacamole
+Fácil
< 20
0-150
Dip de guacamole
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Aguacate (1 ud. bien maduro)
  • Cebolleta (un trozo)
  • Ajo (medio diente)
  • Chile rojo o guindilla (un trozo)
  • Tomates (un trozo)
  • Lima (media)
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Cilantro (varias hojas)
  • Aguacate (2 uds. bien maduros)
  • Cebolleta (media)
  • Ajo (1 diente pequeño)
  • Chile rojo o guindilla (media)
  • Tomates (medio)
  • Lima (1 ud.)
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Cilantro (varias hojas)
  • Aguacate (3 uds, bien maduros)
  • Cebolleta (1 ud.)
  • Ajo (1 diente)
  • Chile rojo o guindilla (1 ud.)
  • Tomates (1 ud.)
  • Lima (una y media)
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Cilantro (varias hojas)
Elaboración

Una receta sencilla y saborosa para darle un toque mexicano a tu mesa. Se trata de una elaboración ideal como entrante, pero también perfecta para una merienda o cena a base de platos de picoteo. Ahora, en las reuniones de amigos, lo que se lleva es el finger food. Toma nota de este delicioso dip de guacamole.

dip de guacamole

Paso 1:

Pela la cebolleta y pícala en brunoise fina, es decir, en cuadritos tan pequeños como puedas.

Paso 2:

Pela el ajo y pártelo por la mitad para retirar el germen, que es el responsable de que el ajo repita y a algunas personas les resulte indigesto. Pártelo en varios trozos. Pásalo al mortero y, con la ayuda de un poco de sal, machácalo hasta reducirlo a una especie de pasta. 

Paso 3:

Lava el chile rojo y ábrelo por la mitad para retirarle las semillas, muy picantes. El resto de la carne, pícala muy muy menudita. Reserva.

Paso 4:

Pela el tomate. La mejor manera de hacerlo es escaldándolo. Para ello, acerca un cazo al fuego con agua suficiente como para cubrir el tomate. Cuando rompa a hervir, introduce el tomate con un corte sobre su piel en forma de cruz. Sácalo pasados 40 segundos y pásalo a un bol con agua fría y hielo para cortar la cocción. Gracias al choque de temperaturas, ahora el tomate se pelará prácticamente solo, con tan solo tirar de su piel.

Paso 5:

Pela el tomate, pártelo y retira las semillas... resérvalas para otra elaboración, como por ejemplo una ensalada. Para esta receta de dip de guacamole, tan solo necesitarás la parte carnosa del tomate. Pícalo muy menudo o rállalo.

Paso 6:

Parte por la mitad, longitudinalmente, el aguacate, y retira el hueso. Saca su carne a un bol amplio y tritura con la ayuda de un tenedor. Es importante machacarlo o chafarlo con el tenedor y no con un la batidora, pues queremos esa textura irregular que solo se obtiene con el tenedor... no queremos un puré homogéneo.

Paso 7:

Añade al aguacate el zumo de la lima con cuidado de que no caiga ninguna pepita. Incorpora también la cebolleta, el ajo, el chile rojo y el tomate y mueve todo muy bien hasta que se integren todos los ingredientes.

Paso 8:

Pica unas hojitas de cilantro (pero desecha los tallos) e incorpóralas a tu dip de guacamole. Mueve bien y añade un chorrito de aceite de oliva. Prueba y rectifica de sal, pimienta negra recién molida o alguno de los ingredientes si fuera necesario.

Presentación:

Sirve tu dip de guacamole en un bonito bol y adorna con una o dos hojitas de cilantro enteras. Acompaña tu dip de guacamole con unos trozos triangulares de tortillas de trigo un poco tostadas. ¡Delicioso!

Sugerencia:

No dudes en emplear el aceite de oliva virgen extra de la nueva línea DELICIOUS de DIA. Aportará un sabor y carácter ideal a tu dip de guacamole. Y, por supuesto, pásate por la sección de frutas y verduras de tu tienda DIA más cercana para seleccionar los aguacates más maduros para esta receta. Es la clave del éxito de esta receta.