Empanadillas de atún y tomate
Receta de: Panes y masas
Plato: Tostas y bocadillos
Cocina: Tradicional
Empanadillas de atún y tomate
Media
41-50
Empanadillas de atún y tomate
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración
Os presento una estupenda receta de empanadillas de atún y tomate totalmente caseras. Me encanta hacer estas empanadas, preparando desde la masa dela oblea hasta el relleno, sabiendo que son completamente naturales y no llevan ningún ingrediente raro ni nocivo. En primer lugar vamos a preparar el relleno, para lo que en una sartén, ponemos el aceite de oliva a calentar y añadimos el pimiento troceado y el tomate escurrido cortado en trozos muy pequeños. Añadimos un poco de sal, azúcar para contrastar la acidez del tomate natural, y lo dejamos sofreír bien a fuego lento. Lo mejor es hacerlo un día antes para que tome cuerpo. Añadimos el atún desmigado y mezclamos bien. Reservamos. Con el relleno hecho, ahora hacemos la masa de las empanadillas. Juntamos todos los ingredientes en un recipiente hondo y mezclamos bien hasta obtener una masa compacta. La dejamos reposar de 10 a 15 minutos. Pasado este tiempo hacemos con la mano unas bolitas de masa que vamos a poner sobre papel vegetal y las aplanamos con un rodillo para hacer tortitas redondas. En el centro de dichas tortillas ponemos el relleno y doblamos la tortita para hacer la empanadilla. Sellamos el borde aplastando las puntas de un tenedor pequeño. Batimos el huevo y pintamos las empanadillas. Las metemos al horno, que previamente hemos precalentado, a una temperatura de 200º durante unos 15 a 20 minutos. Tras ese tiempo ya tendremos las empanadillas de atún y tomate listas para degustar, aunque también podemos dejar que se enfríen y tomarlas así en otro momento. Trucos y consejos: Si no queréis hacer la masa, podéis comprar las obleas ya hechas, aunque mejor la hacéis porque quedan más ricas. Lo mismo con el relleno. Lo podéis rellenar de lo que más os apetezca, incluso con algo dulce y ponerlas como postre. También se pueden freír en lugar de hacerlas al horno.