Ensalada de burrata con tomate confitado
Receta de: Ensaladas
Plato: Primer plato
Cocina: Ocasiones especiales
Ensalada de burrata con tomate confitado
Fácil
< 20
151-300
€€
Ensalada de burrata con tomate confitado
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Tomates (1)
  • Azúcar moreno (100 g)
  • Clavo (1)
  • Queso mozzarella (2)
  • Leche (50 ml)
  • Sal en escamas (25 g)
  • Zumo de limón (1/2)
  • Nata para cocinar (100 ml)
  • Agua (50 ml (caliente))
  • Mezclum
  • Rúcula
  • Tomates secos
  • Alcaparras
  • Pimiento rojo ((asado))
  • Piñones
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Tomates (2)
  • Azúcar moreno (200 g)
  • Clavo (2)
  • Queso mozzarella (4)
  • Leche (100 ml)
  • Sal en escamas (50 g)
  • Zumo de limón (1)
  • Nata para cocinar (200 ml)
  • Agua (100 ml (caliente))
  • Mezclum
  • Rúcula
  • Tomates secos
  • Alcaparras
  • Pimiento rojo ((asado))
  • Piñones
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Tomates (3)
  • Azúcar moreno (300 g)
  • Clavo (3)
  • Queso mozzarella (6)
  • Leche (150 ml)
  • Sal en escamas (75 g)
  • Zumo de limón (2)
  • Nata para cocinar (300 ml)
  • Agua (150 ml (caliente))
  • Mezclum
  • Rúcula
  • Tomates secos
  • Alcaparras
  • Pimiento rojo ((asado))
  • Piñones
  • Aceite de oliva vírgen extra
Elaboración

La Ensalada de burrata con tomates confitados es una receta muy sencilla y deliciosa, para preparar como entrante en las fiestas. No hay nada que una buena burrata no pueda acompañar. 

Nosotros aprovechamos, y preparamos la nuestra porque la burrata tiene su propia identidad. Es típica del sur de Italia y se elabora a partir de leche de vaca. En su interior, que es lo más característico de este queso, se encuentra nata con mozzarella o una mezcla de pasta hilada.

Para elaborar la Ensalada de burrata con tomates confitados:

Para los tomates confitados:

Paso 1. Para pelar con facilidad los tomates: ponerlos en agua hirviendo entre 1 y 2 min (según tamaño). Después, escaldar en agua fría para pelar fácilmente.

Paso 2. Introducir los tomates pelados en un recipiente amplio y agregar 2 clavos de olor y el azúcar moreno. Cubrir con un paño de cocina y dejar que reposen toda la noche o un día entero.

Paso 3. Al día siguiente, pasar los tomates a una cazuela a fuego bajo y dejar que se cocinen media hora. Remover de vez en cuando para que no se peguen. Una vez fríos, añadir a la ensalada.

 

 

Para la Burrata

Paso 4. Preparar la ricotta o queso fresco: para ello verter la leche en un cazo, añadir sal y el jugo de un limón. Remover y esperar a que hierva. Sacar del fuego y colar, a través de un paño de cocina, quedará la bola de queso.

Paso 5. Metemos nuestra bola de queso fresco en un bol, añadir nata para cocinar y trozos de una mozzarella cortado a trozos. Mover bien hasta conseguir un textura cremosa. Reservamos

Paso 6. En un bol colocar trozos de mozzarella en dados, verter agua caliente y empezar y mover la mezcla para conseguir que la mozzarella se unifique. Después, con ayuda de las manos cogeremos el queso, lo estiraremos y el daremos forma.

Paso 7. Rellenar con el queso fresco y cerrar la burrata, dando forma característica de globo. Atar con un cebollino.

 

Para la Ensalada

Paso 8. Distribuir las hojas de rúcula y mézclum de lechugas en el plato.

Paso 9. Añadir la burrata, entera.

Paso 10. Agregar tomate seco, pimientos rojos, alcaparras, aceite de oliva y el tomate confitado. Por último, echar un poco de aceite y sal al gusto.

 

En Demos la vuelta a Día