Ensalada de espinacas, berenjenas y queso fresco con quinoa
Receta de: Ensaladas
Plato: Aperitivos y tapas, Entrantes, Guarnición, Plato frío, Primer plato
Cocina: Ligera
Ensalada de espinacas, berenjenas y queso fresco con quinoa
Fácil
31-40
0-150
Ensalada de espinacas, berenjenas y queso fresco con quinoa
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Espinacas (50 gr)
  • Berenjena (150 gr)
  • Quinoa (200 gr)
  • Queso de Burgos (100 gr)
  • Limón (ralladura 1 cucharadita)
  • Miel
  • Vinagre de Jerez
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Espinacas (100 gr)
  • Berenjena (300 gr)
  • Quinoa (400 gr)
  • Queso de Burgos (200 gr)
  • Limón (ralladura 2 cucharaditas)
  • Miel
  • Vinagre de Jerez
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Espinacas (250 gr)
  • Berenjena (450 gr)
  • Quinoa (600 gr)
  • Queso de Burgos (300 gr)
  • Limón (ralladura 3 cucharaditas)
  • Miel
  • Vinagre de Jerez
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Sal
  • Pimienta negra
Elaboración

Sí, es una ensalada, pero esta ensalada de espinacas, berenjenas y queso fresco con quinoa posee una gama de sabores y texturas que la convierten en un plato completo y suculento. ¿O a quién no se le hace la boca agua con las berenjenas asadas?

Paso 1:

Precalienta el horno a 180°C. Corta las berenjenas en rodajas gruesas. Distribúyelas sobre un colador y sala abundantemente con sal gruesa. Déjalas media hora para que pierdan amargor. Después, enjuágalas en agua y sécalas cuidadosamente. Coloca las rodajas de berenjena en una fuente de horno y riégalas con aceite de oliva. Mete la bandeja en el horno durante 20 minutos; cuando transcurra ese tiempo, dales la vuelta a las rodajas y mantenlas en el horno 20 minutos más. Cuando estén perfectamente asadas, sácalas del horno, espera a que se enfríen y corta las rodajas en daditos.

Paso 2:

Calcula el doble de cantidad de agua que la cantidad de quinoa que vas a usar y ponlo en una olla a ebullición. Cuando empiece a hervir, agrega la quinoa, baja un poco el fuego y deja que se consuma el líquido. Una vez cocida, viértela en un colador y mójala con agua fría para cortar la cocción. Escúrrela bien y resérvala: no debes mezclarla con el resto de ingredientes hasta que no se encuentre a temperatura ambiente.

Paso 3:

Pon un poco de aceite en una sartén y coloca la sartén en el fuego. Cuando el aceite se caliente, echa las espinacas junto con la ralladura de la piel del limón y saltea durante dos o tres minutos.

Paso 4:

Corta el queso fresco en daditos pequeñitos.

Paso 5:

Prepara un aliño mezclando aceite de oliva virgen extra, vinagre, sal, pimienta negra y miel al gusto. Remuévelo bien para que se convierta en una salsa homogénea. 

Presentación:

Sirve tu ensalada de espinacas, berenjenas y queso fresco con quinoa mezclando todos los ingredientes en una ensaladera lo suficientemente amplia. Riega con el aliño, prueba de sal y pimienta y rectifica si es necesario. 

Sugerencia:

Si quieres agilizar los pasos para preparar esta ensalada de espinacas, berenjenas y queso fresco con quinoa, en vez de adquirir la quinoa cruda utiliza las tarrinas de quinoa cocida de la línea Vital de DIA. Ahorrarás tiempo y ganarás en sabor y comodidad.