Ensalada de judías verdes
Receta de: Ensaladas, Verduras y frutas
Plato: Entrantes, Plato frío, Primer plato
Cocina: Ligera, Moderna
Ensalada de judías verdes
+Fácil
20-30
0-150
Ensalada de judías verdes
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Judías verdes (400 gr.)
  • Tomates cherry (10 uds.)
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Vinagre balsámico de Módena
  • Sal
  • Semillas de sésamo (una cucharada)
  • Judías verdes (800 gr.)
  • Tomates cherry (20 uds.)
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Vinagre balsámico de Módena
  • Sal
  • Semillas de sésamo (dos cucharadas)
  • Judías verdes (1.200 gr.)
  • Tomates cherry (30 uds.)
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Vinagre balsámico de Módena
  • Sal
  • Semillas de sésamo (tres cucharadas)
Elaboración

A veces parece complicado comer platos saludables y con los que cuidar la línea… nos cuesta salir del ABC… pero hay un sinfín de platos de verduras saludables y riquísimos y ensaladas super originales y diferentes. Un buen ejemplo puede ser esta ensalada de judías verdes. Si estás intentando seguir una dieta y cuidar la línea, esta receta te encantará. Es original, muy rica, super sabrosa y con muy pocas calorías. ¡Pruébala!

ensalada de judias verdes

Paso 1:

Para hacer judías verdes, lo primero que debemos hacer es limpiar las vainas de las judías si es que las hemos comprado frescas. Para ello, corta los dos extremos de las judías verdes. Lo ideal es poner varías judías juntas y alineadas, y quitar todos los laterales a la vez. Alinéalas por el otro lado y haz lo mismo.

Paso 2:

Una vez hecho esto, ya puedes retirar las fibras de la judía verde, es decir, el lateral por ambos lados. Eso sí, se trata de retirar un pequeño hilito… no de llevarte media judía por delante. Puedes hacerlo con la ayuda de un cuchillo puntilla o con un pelador de verduras.

Ahora, ya puedes cortar las judías a tu gusto. Para esta receta lo ideal es cortar en bastones de unos 4 centímetros.

Paso 3:

Cuando la judía verde está en temporada y está recién cogida... no será necesario quitarles este lateral. La mejor manera de saber si te puedes saltar el paso de limpiarla es doblar con los dedos la judía. Si se dobla pero no llega a romperse... no te quedará más remedio que limpiarla y quitare la fibra. Si por el contrario se parte como si fuera una ramita... es que está tersa y recién cogida, y te puedes saltar el paso de limpiarla. A las judías redondas, tampoco es necesario quitarles la hebra… por ese motivo nosotros hoy hemos optado por esta variedad para elaborar esta rica ensalada de judías verdes.

Paso 4:

Acerca una cacerola al fuego con abundante agua. Cuando rompa a hervir, introduce las judías verdes y un puñado de sal y deja cocer hasta que estén tiernas. Piensa que se trata de una ensalada y que por tanto las judías deben estar un poquito enteras, al dente… es decir, cuando al morderlas crujen un poquitín. A fuego medio, unos 10 o 12 minutos de cocción serán suficientes.

Paso 5:

Escurre las judías de su agua de cocción y pásalas a un bol con agua y hielo para cortar la cocción y que conserven su bonito color verde. Escúrrelas y seca ligeramente con la ayuda de un paño limpio o de un papel absorbente de cocina. Reserva.

Paso 6:

Prepara una vinagreta con el aceite de oliva virgen extra, el vinagre balsámico y bate enérgicamente con la ayuda de un tenedor para que emulsione.

ensalada de judias verdes

Presentación:

Coloca las judías verdes en un bonito bol o fuente y coloca por encima y alrededor los tomates cherry partidos a la mitad. Pon a punto de sal y salsea con la vinagreta. Termina adornando con unas semillas se sésamo encima. Ya tienes lista tu ensalada de judías verdes.

Sugerencia:

A la hora de hacer esta ensalada de judías verdes, si no tienes mucho tiempo, puedes optar por las judías verdes congeladas marca DIA. Y si quieres dar un toque diferente y divertido a la receta, prueba la crema a base de aceto balsámico de Modena indicación geográfica protegida con frambuesa.