Ensalada de lehuga y tomate en texturas
Receta de: Ensaladas
Plato: Entrantes
Cocina: Ligera
Ensalada de lehuga y tomate en texturas
Media
50 >
0-150
Ensalada de lehuga y tomate en texturas
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Tomates
  • Cogollos de Tudela
  • Vinagre de manzana
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Sal
  • Gelatina
  • Tomates (4 uds)
  • Cogollos de Tudela (6 uds)
  • Vinagre de manzana (30 ml)
  • Aceite de oliva vírgen extra (35 ml)
  • Sal (al gusto)
  • Gelatina (en láminas: 8 gramos que son 5 láminas aprox.)
  • Tomates
  • Cogollos de Tudela
  • Vinagre de manzana
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Sal
  • Gelatina
Elaboración

Se trata de crear una ensalada de lechuga y tomate, de las que preparamos casi todos los días en casa, pero dándole una vuelta a la preparación y respetando los sabores del tomate, la lechuga y el aliño. Para esta receta se necesita tiempo pues el tomate clásico se cambiará por agua de tomate gelatinizado, al que se le inyectará aceite virgen extra. Con la lechuga y el aliño de vinagre de manzana y aceite de oliva se hará un puré ligero.

Paso 1 Primero hay que sacar el agua a los tomates, para ello se necesitan entre 5 y 7 horas. Primero se lavan los tomates y se cortan en trozos medianos. Añadimos un poco de sal y pasamos con la túrmix pero con cuidado de no hacer un puré, tienen que quedarse a medio triturar. En un cazo colocamos un chino y dentro de éste ponemos una estameña. Echamos el tomate triturado y con el sobrante de la estameña cubrimos bien todo el tomate. Encima colocamos un peso, puede ser por ejemplo un bol con alguna fruta. Lo que necesitamos es hacer presión al tomate para que se filtre el agua.

Paso 2 Pasadas unas horas tendremos nuestro agua de tomate, cuanto más claro quede, mejor. Con cuatro tomates grandes saldrá como 40cl de agua aprox. Ponemos las láminas de gelatina previamente echas pedazos en un bol con agua durante 5 minutos, cuando se ablanden las retiramos del agua dejando escurrir y las pasamos al agua de tomate, removemos la mezcla hasta que se haya diluido la gelatina. Echamos unos 10 cl de mezcla en cada recipiente donde vayamos a servir la ensalada. Dejar enfriar en la nevera.

Con una jeringuilla con aguja inyectamos en la gelatina aceite virgen extra. Metemos la jeringuilla hasta el final presionamos fuerte y rápidamente sacamos la jeringuilla. Si la gelatina está totalmente cuajada el aceite no se quedará en su interior, por eso tenemos que hacerlo cuando la gelatina no esté cuajada del todo.

Paso 3 Cuando tengamos la gelatina totalmente cuajada es el momento de hacer el puré ligero de lechuga, para ello: lava bien los cogollos y quítales el tallo gordo del final, si quieres también se le pueden quitar las primeras hojas. Cortamos los cogollos en cuartos y los echamos en un vaso de túrmix, añadimos aceite virgen, vinagre de manzana y sal al gusto. batimos muy bien hasta que quede un puré ligero. Rectificamos de aceite, vinagre y sal si es necesario.

Paso 4 Cuando tengamos la textura apropiada y esté bien condimentada es el momento de rellenar los recipientes donde tenemos el agua de tomate gelatinizado. Una vez estén tomate y lechuga en el mismo recipiente conservar en la nevera durante 20 minutos antes de servirlo.

Presentación: Sirve en una copa de cóctel y termina la ensalada con un poco de pulpa de tomate y unas gotas de aceite virgen extra.

Trucos: - Si no dispones de una estameña, no te preocupes!, puedes usar papel de cocina, sigue los mismos pasos y pon únicamente una capa de papel. - Al poner un peso encima del tomate triturado, éste puede salirse y caer mezclándose con el agua, para prevenir esto, podemos tapar la parte superior del chino con papel film.

Receta enviada por Daniel Benavides