abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Ensalada de remolacha, aguacate y roquefort

Receta de: Ensaladas
Plato: Entrantes, Guarnición, Plato frío, Plato único, Primer plato
Cocina: Ligera, Sin gluten
Ensalada de remolacha, aguacate y roquefort
+Fácil
< 20
151-300
Ensalada de remolacha, aguacate y roquefort
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Remolacha (300 gr)
  • Aguacate (1 ud)
  • Queso azul (roquefort 100 gr)
  • Nueces (6 uds)
  • Rúcula (25 gr)
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Vinagre de vino blanco
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Remolacha (600 gr)
  • Aguacate (2 uds)
  • Queso azul (roquefort 200 gr)
  • Nueces (12 uds)
  • Rúcula (50 gr)
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Vinagre de vino blanco
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Remolacha (900 gr)
  • Aguacate (3 uds)
  • Queso azul (roquefort 300 gr)
  • Nueces (18 uds)
  • Rúcula (75 gr)
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Vinagre de vino blanco
  • Sal
  • Pimienta negra
Elaboración

¿Otra receta de ensalada? Por supuesto, ¡y que duren! Son el plato ideal para el verano, tan refrescantes y versátiles. Puedes hacer que resulten muy ligeras o puedes preparar una versión suculenta y cargada de texturas como esta ensalada de remolacha, aguacate y roquefort.

Paso 1:

Si no has adquirido la remolacha cocida, cocínala en casa. Retírale las hojas y los extremos leñosos pero no la peles. Echa agua en una olla, ponla al fuego y, cuando hierva, agrega un puñado de sal y la remolacha. Espera 25 minutos, sácala y déjala enfriar. Cuando puedas manipularla, pélala.

Paso 2:

Corta la remolacha cocida en cuartos y éstos en rodajas que resulten cómodas de comer en un solo bocado. Abre el aguacate y retira el hueso (si no sabes cómo hacerlo sin destrozar la pulpa, clava la hoja de un cuchillo en él, gíralo noventa grados con ayuda del mango del cuchillo y levántalo. Saldrá solo). Corta el aguacate en dados o rodajas, como más estético te resulte.

Paso 3:

Casca las nueces con un instrumento apropiado. Trocea ligeramente el fruto con los dedos y resérvalo.

Paso 4:

Saca el queso roquefort del envase, escurre el líquido que pudiera tener y desmiga suavemente el queso para que posteriormente puedas repartirlo en la ensalada.

Paso 5:

Enjuaga la rúcula bajo el chorro de agua fría del grifo para eliminar todas las impurezas que pudiera tener. Escúrrela con un colador y sécala cuidadosamente. No debe estar ni siquiera húmeda a la hora de preparar la ensalada.

Presentación:

En una fuente de servir, prepara una cama de rúcula y distribuye el resto de ingredientes por encima. Las rodajas de remolacha y aguacate crearán un bonito contraste de color salpicado por los pedazos de queso roquefort y las nueces troceadas. Riégalo todo con aceite de oliva virgen extra y vinagre al gusto y sazona con sal y pimienta negra recién molida. Tu ensalada de remolacha, aguacate y roquefort está lista para hincarle el diente.

Sugerencia:

El queso roquefort de la gama Delicious de DIA será el complemento perfecto para tu ensalada de remolacha, aguacate y roquefort. Su toque salado y cremoso combinará a la perfección con la dulce remolacha y e