Espinacas a la crema
Receta de: Verduras y frutas
Plato: Plato caliente, Primer plato
Cocina: Ligera, Para niños
Espinacas a la crema
Fácil
20-30
151-300
Espinacas a la crema
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Espinacas (congeladas, 250 gr.)
  • Sal
  • Leche (250 ml. )
  • Harina (1 cucharada y media)
  • Caldo de ave o pollo (un trocito de pastilla)
  • Mantequilla (1 cucharada)
  • Cebolla (media)
  • Queso emmental (u otro para gratinar, al gusto)
  • Espinacas (congeladas, 500 gr.)
  • Sal
  • Leche (500 ml. )
  • Harina (3 cucharadas)
  • Caldo de ave o pollo (media pastilla)
  • Mantequilla (2 cucharadas)
  • Cebolla (1)
  • Queso emmental (u otro para gratinar, al gusto)
  • Espinacas (congeladas, 750 gr. )
  • Sal
  • Leche (750 ml. )
  • Harina (4 cucharadas y media)
  • Caldo de ave o pollo (1 pastilla)
  • Mantequilla (3 cucharadas)
  • Cebolla (1 y media)
  • Queso emmental (u otro para gratinar, al gusto)
Elaboración

Las verduras son básicas en la dieta y muy saludables. Si no son lo tuyo, te cuesta comerlas o tus hijos se resisten… prueba estas espinacas a la crema. Es una cena perfecta, un plato caliente…y sobre todo, ¡está delicioso!.

Paso 1: 

En primer lugar cuece las espinacas congeladas en abundante agua hirviendo con una pizca de sal. Una vez hechas (sigue las instrucciones del fabricante para que te queden en su punto) sácalas y pásalas por un chorro de agua fría. Reserva de momento. Por supuesto, también puedes emplear espinacas frescas... en este caso el tiempo de cocción se reducirá a apenas unos 4 o 5 minutos.

Paso 2:

En una sartén profunda prepara una bechamel: para ello tienes que poner la mantequilla y añadir la cebolla picadita muy fina.  Cocina despacio hasta que quede transparente, agrega la harina y cocina un poco para que pierda el sabor a crudo. Añade la pastilla de caldo bien machacada para que no queden grumitos. 

Paso 3:

Poco a poco ve añadiendo la leche y remueve con ayuda de unas varillas, y finalmente condimenta la bechamel con pimienta, comino o nuez moscada, como más te guste. Prueba un poquito para asegurarte que le has dado el punto deseado con las especias. Con la sal es mejor quedarse corto y añadir después. 

Paso 4: 

Integra las espinacas y remueve bien: deja que todo se cocine unos 5 minutos a fuego medio.  Pasado este tiempo, pon la crema en una fuente apropiada para horno y echa por encima un poco de queso rallado. Te quedará perfecta si gratinas esta crema de espinacas unos minutos al horno. 

Presentación: 

¡Listo para comer! Disfruta de tus espinacas a la crema bien calentitas…una opción muy elegante puede ser hornearla en pequeñas fuentes individuales, y así cada comensal disfrutará de su propia ración, con un delicioso gratinado. 

Truco: 

Si pasas estas espinacas a la crema por una batidora obtendrás una crema más lisa y quizás a los peques de la casa no les cueste tanto comerla... además, puedes emplear esta crema como relleno de canelones, de lasaña... o incluso como una salsa para tus raviolis... ¿quién podría resistirse?.

Sugerencia:

Si quieres unas espinacas cargadas de sabor, prueba las ultracongeladas de marca DIA. Porque se congelan al poco tiempo de su recolección y puedes estar seguro de estar comiendo verduras de gran calidad.