Feijoada sabrosa sin verduritas
Receta de: Legumbres
Plato: Plato caliente, Plato único, Primer plato
Cocina: Tradicional
Feijoada sabrosa sin verduritas
Fácil
Feijoada sabrosa sin verduritas
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración
Últimamente me ha dado por hacer recetas nuevas, y en lugar de inventármelas, lo que hago es buscar recetas procedentes de otros países, y así probar lo que en ellos se cocina. Mi última obsesión es la comida brasileña, y de ella he sacado esta estupenda feijoada sabrosa sin verduritas. A todos en casa nos gusta mucho, por lo sencilla y sabrosa que es. Espero que la pruebes. En primer lugar tenemos que enjuagar las alubias un par de veces y luego dejar de remojo al menos toda la noche y no más de 12 horas. En el momento de ponernos a cocinar, en una olla grande de fondo grueso se cortan cuadraditos muy pequeños de la parte más grasa de la panceta para que se derrita y forme una especie de aceite. Cuando esté totalmente deshecha, se agregan los cuadraditos de panceta que tengan más carne y se los deja friendo mientras vamos cortando el chorizo en cuadraditos pequeños, de más o menos i centímetro de lado. Cuando la panceta está dorando, se le agrega el chorizo. Hay que evitar estar revolviendo la preparación porque de lo contrario entorpecemos el caramelizado de las carnes. La idea es lograr chicharrón de panceta con chorizo doradito. Así que lo mejor es dejarlos tranquilos y seguir con la carne que debe cortarse también en cuadraditos del mismo tamaño que el chorizo o un poco mayores. Cuando veamos que el chorizo con panceta llegaron a buen punto, echamos un puñado de cubos de carne, no más. Revolvemos para que se aceite y la dejamos a que se dore en la olla sin remover. Según vamos viendo que la carne se va haciendo y nosotros vamos obteniendo más carne en cubos, la echamos de un puñado en un puñado cada vez. Esto evita que la olla se enfríe y la carne se hierva en lugar de sofreírse. Cuando toda la carne está doradita se echan las alubias con la misma agua del remojo. Lo tenemos que dejar cocinar durante una hora y media o dos a fuego bajo. El punto es que las alubias estén cocidas. Según se va haciendo se puede y debe ir agregando agua pero sin exagerar, el nivel de agua no debe sobrepasar el de las alubias. Una de las cosas que se puede hacer para obtener el máximo sabor es apagar la olla cuando las alubias están cocidas pero aún se sienten firmes, y dejarlas reposar unas 3 horas, tras las cuales las volveremos a hervir por un tiempo de media hora. Las volvemos a dejar reposar otras 3 horas y hervimos media hora más. Si hay espuma retirarla con una cuchara. Con este procedimiento se obtiene el máximo sabor de la feijoada sin verduritas.