Focaccia de calabaza - vídeo receta
Receta de: Panes y masas
Plato:
Cocina: Internacional
Media
50 >
301-500
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Calabaza (en puré, 150 gr.)
  • Harina (de fuerza, 325 gr.)
  • Levadura en polvo (15 gr.)
  • Agua (125 ml.)
  • Sal
  • Azúcar
  • Nueces (1 cucharada, picada)
  • Aceite de oliva vírgen extra (1 cucharada)
  • Romero
  • Calabacín (medio)
  • Tomates (1)
  • Calabaza (en puré, 300 gr.)
  • Harina (de fuerza, 650 gr.)
  • Levadura en polvo (30 gr.)
  • Agua (250 ml.)
  • Sal
  • Azúcar
  • Nueces (2 cucharadas, picadas)
  • Aceite de oliva vírgen extra (2 cucharadas)
  • Romero
  • Calabacín (1)
  • Tomates (2)
  • Calabaza (en puré, 450 gr.)
  • Harina (de fuerza, 975 gr.)
  • Levadura en polvo (45 gr.)
  • Agua (375 ml.)
  • Sal
  • Azúcar
  • Nueces (3 cucharadas, picadas)
  • Aceite de oliva vírgen extra (3 cucharadas)
  • Romero
  • Calabacín (uno y medio)
  • Tomates (3)
Elaboración

Anímate a adentrarte en el mundo de la panadería con esta sencillísima receta de focaccia de calabaza… es mucho más sencilla de lo que parece y el resultado es espectacular

Paso 1:

Para hacer esta focaccia de calabaza, tamiza en primer lugar la harina y la levadura sobre un bol. Tamizar no es más que pasar por un colador de trama fina, tamiz o cedazo la harina para que quede más suelta y aireada. Una vez tamizadas, coloca la harina y levadura en forma de volcán, es decir, con un agujero en el medio a modo de cráter. Vierte en el centro la crema de calabaza y sazona con sal, azúcar y un chorro de aceite de oliva virgen extra.

Para facilitar la elaboración de esta focaccia de calabaza, hemos optado por una crema de calabaza ya hecha, en brick, que da un resultado extraordinario. Pero, por supuesto, si lo prefieres, puedes elaborarla tú también. En ese caso solo tendrás que cocer la calabaza (sola o con un poquito de puerro rehogado) y pasarla después.

Paso 2: 

Empieza a mezclar la masa con las manos. Cuando resulte seca, comienza a añadir agua hasta obtener una masa elástica. Tápala y déjala reposar hasta que doble su volumen.

Paso 3:

Divide la masa en porciones y extiéndela en forma de rectángulo. Pon las porciones extendidas sobre una bandeja de horno cubierta con papel sulfurado.

Paso 4:

Corta en rodajas el calabacín y los tomates y distribúyelos sobre la masa de focaccia de calabaza.

Paso 5:

Pica las nueces y espárcelas sobre las verduras. Sazona con sal y pimienta negra.

Paso 6:

Hornea durante 20 minutos a 180°C. Cuando la saques, agrega un poquito de tomillo por encima.

Presentación:

Deja enfriar un poco tu focaccia de calabaza antes de atacarla… aunque te contamos un secreto: tibia está riquísima.

Sugerencia:

A la hora de hacer esta focaccia de calabaza, no dudes en apostar por la crema de calabaza marca DIA… si ya está rica sola… imagínate el resultado en este pan.