abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Galletas cookies con frutas

Receta de: Postres y dulces
Plato: Postre
Cocina: Moderna, Para llevar, Para niños
Galletas cookies con frutas
Fácil
31-40
301-500
Galletas cookies con frutas
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Mantequilla (100 gr.)
  • Azúcar (150 gr.)
  • Azúcar (avainillada, 1 cucharilla)
  • Huevos (1 ud.)
  • Harina (200 gr.)
  • Bicarbonato (media cucharilla)
  • Sal (1 pizca)
  • Frutas confitadas (variadas, 150 gr.)
  • Agua (2 cucharadas)
  • Azúcar (1 cucharilla)
  • Mantequilla (200 gr.)
  • Azúcar (300 gr.)
  • Azúcar (avainillada, 1 cucharada)
  • Huevos (2 uds.)
  • Harina (400 gr.)
  • Bicarbonato (1 cucharilla)
  • Sal (1 pizca)
  • Frutas confitadas (variadas, 300 gr.)
  • Agua (4 cucharadas)
  • Azúcar (1 cucharada)
  • Mantequilla (300 gr.)
  • Azúcar (450 gr.)
  • Azúcar (avainillada, 1 cucharada colmada)
  • Huevos (3 uds.)
  • Harina (600 gr.)
  • Bicarbonato (1 cucharilla colmada)
  • Sal (1 pizca)
  • Frutas confitadas (variadas, 450 gr.)
  • Agua (6 cucharadas)
  • Azúcar (1 cucharada colmada)
Elaboración

Hacer galletas en casa es divertido y te permitirá pasar un buen rato preparándolas con tus niños. Estas galletas cookies con frutas son perfectas para cualquier ocasión. Son tan sencillas, tan rápidas y tan económicas, que no es necesario ni que sea navidad ni tener ninguna celebración o cumpleaños que justifique ponerse el delantal para hacerlas.

Galletas cookies con frutas

Paso 1:

En primer lugar, prepara un almíbar ligero con el agua y el azúcar. Es tan sencillo como acercar al fuego un cazo con el agua y, cuando esté caliente, añadir el azúcar. Remover hasta que espese. Retira del fuego y reserva.

Paso 2:

El siguiente paso para hacer estas galletas cookies con frutas, bate la mantequilla en un bol hasta que adquiera un aspecto cremoso. Para poder trabajar bien con ella, es importante que la mantequilla esté en pomada, es decir, a temperatura ambiente, cuando está blandita pero no derretida.

Paso 3:

Ve añadiendo poco a poco el azúcar sobre la mantequilla, sin dejar de remover ni un instante la mezcla con las varillas. Añade de la misma forma el azúcar avainillado.

Paso 4:

Cuando esté bien integrado, añade también el almíbar (que ya no debe estar caliente) y los huevos. Mezcla bien.

Paso 5:

Tamiza la harina en un bol, es decir, pásala por un tamiz, una estameña o un colador de trama fina, para airearla y quede más suelta. Este paso es muy importante, pues así conseguirás unas galletas cookies con frutas más ligeras y esponjosas. Incorpora al bol de la harina el bicarbonato y la sal.

Paso 6:

Ahora hay que mezclar los elementos sólidos y líquidos. La forma más sencilla de hacerlo es ir incorporando la harina poco a poco a la mezcla de huevos y mantequilla. Remueve hasta conseguir una masa lisa.

Paso 7:

Por ultimo añade a tu masa las frutas partidas en trozos menudos e incorpóralas bien.

Paso 8:

Precalienta el horno a 180°C. Y mientras va cogiendo temperatura, forra la bandeja con papel de horno o papel vegetal. Divide la masa en pequeñas bolitas y aplástalas dándoles formas de galleta redonda. Colócalas sobre la bandeja, bien separadas entre una y otra. Si lo prefieres, también puedes estirar la masa con la ayuda de un rodillo y cortar las galletas con la ayuda de un cortapastas o molde de alguna forma divertida.

Paso 9:

Hornea tus galletas cookies con frutas durante 15 minutos o hasta que estén bien doraditas.

Presentación:

Deja que tus galletas cookies con frutas se enfríen antes de retirarlas de la bandeja y pasarlas a una bonita cesta o un plato de presentación.

Sugerencia:

No dudes en preparar estas galletas cookies con frutas con la mantequilla DIA, que aportará toda la suavidad y sabor que esta receta necesita.

Galletas cookies con frutas

El truco de las temperaturas:

En repostería es muy importante trabajar con todos los ingredientes a la misma temperatura... a ser posible a temperatura ambiente. Es muy normal ver resultados desastrosos tras sacar un postre del horno... después de haber seguido rigurosamente todos los pasos de una receta. En muchas ocasiones, el fallo ha sido, simplemente, añadir los huevos fríos, de la nevera. Un detalle sobre el que mucha gente no repara, pero que en repostería es vital. En especial con ingredientes como frutas, jaleas, mermeladas, mantequilla y huevos... mejor sacarlos de la nevera un buen rato antes de usarlos. ¡Notarás la diferencia en el resultado!.