Galletas de chocolate blanco con pistachos
Receta de: Postres y dulces
Plato: Postre
Cocina: Moderna, Para niños
Galletas de chocolate blanco con pistachos
Media
50 >
301-500
Galletas de chocolate blanco con pistachos
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Mantequilla (50 gr.)
  • Azúcar (100 gr. )
  • Huevos (1 pequeño)
  • Levadura en polvo (2 gr.)
  • Harina (100 gr. )
  • Chocolate blanco (65 gr. )
  • Pistachos (15 gr. )
  • Mantequilla (100 gr. )
  • Azúcar (200 gr. )
  • Huevos (1 mediano)
  • Levadura en polvo (5 gr.)
  • Harina (200 gr. )
  • Chocolate blanco (125 gr. )
  • Pistachos (30 gr. )
  • Mantequilla (150 gr. )
  • Azúcar (300 gr.)
  • Huevos (1 grande)
  • Levadura en polvo (7 gr. )
  • Harina (300 gr. )
  • Chocolate blanco (190 gr. )
  • Pistachos (45 gr. )
Elaboración

Entradilla:

Las galletas son el típico tentempié que apetece a cualquier hora del día. Y mucho mejor si son caseras y cocinadas por nosotros mismos (así tendremos menos remordimiento ante los antojos de dulces).  Es más, preparar ahora galletas en casa está más de moda que nunca porque divierte, entretiene a los peques y porque el resultado es delicioso. ¡A cambio de muy poco esfuerzo!

Paso 1:

Pon en un bol o cuenco la mantequilla en pomada (es decir, a temperatura ambiente), el azúcar, la harina y la levadura. Trabaja la mezcla con las manos hasta lograr la consistencia de unas migas. A continuación agrega el huevo e intégralo sin llegar a amasar. Deja reposar un poco la masa. Mientras, pica el chocolate y el pistacho pelado en trocitos y súmalos a la mezcla amasando muy suavemente. Ahora la masa tiene que reposar un poco: guárdala en tu frigorífico durante al menos una hora.

Paso 2:

Pon el horno a precalentar a 190°C. Estira la masa con un rodillo y dale la forma que quieras a las galletas con moldes o cortándolas con cuidado. Pon las galletas en una placa o una bandeja con papel vegetal (de horno). En unos 9 minutos estarán listas. Deja que se enfríen y sírvelas.

Presentación:

Acompáñalas con unos trocitos del chocolate que te haya sobrado y con un vasito de leche ¡Un desayuno o merienda irresistible!

Truco:

Cuando saques tus galletas del horno déjalas enfriar totalmente sobre una rejilla, y no sobre una superficie plana, como la bandeja del horno. No las guardes hasta que no se enfríen completamente… de lo contrario, las galletas se ablandarían por la humedad, durarían menos y el resultado no sería tan bueno.