Gambas al ajillo con jengibre
Receta de: Pescados y mariscos
Plato: Aperitivos y tapas, Entrantes, Plato caliente, Plato único
Cocina: Internacional, Ligera, Moderna, Tradicional
Gambas al ajillo con jengibre
Fácil
20-30
0-150
€€€
Gambas al ajillo con jengibre
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Gambas (250 gr)
  • Aceite de oliva vírgen extra (150 ml)
  • Ajo (4 dientes)
  • Jengibre fresco (20 gr)
  • Sal en escamas (al gusto)
  • Cilantro (al gusto)
  • Chile rojo o guindilla (al gusto)
  • Gambas (500 gr)
  • Aceite de oliva vírgen extra (300 ml)
  • Ajo (8 dientes)
  • Jengibre fresco (40 gr)
  • Sal en escamas (al gusto)
  • Cilantro (al gusto)
  • Chile rojo o guindilla (al gusto)
  • Gambas (750 gr )
  • Aceite de oliva vírgen extra (450 ml)
  • Ajo (12 dientes)
  • Jengibre fresco (60 gr)
  • Sal en escamas (al gusto)
  • Cilantro (al gusto)
  • Chile rojo o guindilla (al gusto)
Elaboración

Hoy damos la vuelta a una receta clásica, deliciosa y con un sabor único…prueba estas gambas al ajillo con jengibre. El jengibre le da un toque fresco y diferente que te recordará platos de la cocina asiática, pero bien cerca de casa, no dudes en hacer este viaje a través de los sentidos.

Paso 1: 

Pela las gambas y déjalas con las colas. Si te ayudas de un pequeño cuchillo te será bastante más fácil realizar la operación. Cuánto más limpitas las dejes mejor. Para ahorrarte este trabajo puedes encontrar colas de gambón peladas que te evitarán este paso. 

Paso 2:

Pela los ajos y córtalos en rodajas finitas. Pela y pica finamente el jengibre. Calienta una sartén con un buen chorro de aceite de oliva virgen. Debes poner un dedo de aceite y no calentarlo demasiado. Añade los ajos y el jengibre, es importante que los ajos se vayan haciendo despacio para que no se quemen, que queden blanditos y el aceite se impregne de estos sabores.

Paso 3:

Incorpora las gambas y deja hasta que se cocinen a fuego medio. Ve dándole vueltas de vez en cuando. Con tan solo unos minutos de cocción serán suficientes. Hay que dorarlas brevemente para que no queden demasiado cocidas y pierdan su sabor fresco y su textura tierna característica. 

Retira del fuego y espolvorea con sal en escamas, ya están listas para servir.

Presentación:

Si hay un plato que es perfecto para servir esta receta de gambas al ajillo con jengibre es en cazuela de barro. Espolvorea con un poco de cilantro picado por encima y si quieres dar un poco de alegría al plato pica una guindilla roja fresca.

Sugerencia: 

La clave de estas gambas al ajillo con jengibre es un buen aceite, te recomendamos el aceite de oliva virgen extra Delicious marca DIA, de categoría extra y máxima calidad.